martes, septiembre 28, 2010

M de Malabarismo

El frío llegó sin avisar, colándose lenta y maliciosamente por las rendijas de su armadura. Ya se había acostumbrado a una calidez permanente, desconocida antes, que permitía el flujo y evitaba los malditos estancamientos. Desde entonces, dejó que esa corriente templada fuera recorriendo los surcos, los pliegues e intersticios, manteniendo las vías limpias y sanas, sin grasas ni úlceras que arruinaran el proceso. El público había coronado con ovaciones sus avances, embelesados ante tal despliegue de pericia que creían producto de años de esfuerzo y dedicación y no eran más que una floración espontánea, con una torpeza, disimulada por los cohetes y efectos sonoros, propia de quien osa ejecutar un fastuoso baile de salón sin conocer más que cuatro pasos básicos. Aún así, concluía las piezas con solvencia, cada vez más confiado en que el calor no desaparecería, y la corriente seguiría manteniendo los canales limpios.

Pero el frío llegó. Lento, malicioso, implacable. Comenzó a sentir el agarrotamiento en las piernas y las punzadas en los riñones, y mientras la rigidez se apoderaba de sus manos trató de finalizar el número antes de que fuera tarde, pero la audiencia pudo ver cómo las palabras que habitualmente manejaba con destreza, lanzando al aire y recogiendo en piruetas imposibles y sorprendentes, cayeron al suelo con estrépito, al tiempo que el malabarista se quedaba lívido, pareciera que congelado, con las manos extendidas y la vítrea mirada fija en las palabras yacentes, amontonadas a sus pies, preguntándose si alguna vez podría manejarlas de nuevo. Si volvería a sentir el calor.


20 comentarios:

Winnie0 dijo...

Tú no perderás nunca este arte de jugar con las palabras...por mucho frío que haga....Un beso

Edgard dijo...

Me dejaste impactado con aquel de la cocinera... y esto lo supera.-

Un abrazo fraternal.

Ut dijo...

Un buen malabarista nunca tiene frío. Mira tu caso, eres el rey de los malabaristas y aquí nos tienes a todos embobados con tu arte.

Un beso

UT

Ut dijo...

La canción estupenda!!!!!

Ut

Silver's Moon dijo...

Pobre malabarista, aunque estoy segura que a pesar del frío sabrá recoger sus malabares y volver a manejar con el mismo arte las palabras para conseguir las mismas ovaciones de su público incondicional.

El texto me ha encantado, la canción más.

Un besazo resalao

Maribel dijo...

Hola Theodore,
ya echaba de menos leer tus mini relatos, tus pequeños cuentos de palabras que no son nada heladas, al contrario, alimentan.
One violet kiss for you too honey!!!!
Maribel

Stanley Kowalski dijo...

Wow! Me metí tanto en el relato que sentí una infinita lástima por el pobre malabarista. Un lujo leerte, para variar!

BESOTES THEODORE.

Thiago dijo...

Es que las palabras calientes, cari, como el aire bajan y por la ley de la gravedad ortografíca se estrellan y mueren. Por eso es tan baja la calidad de los escritos pornográficos.

sin embargo, las palabras frías, como el aire insistiendo en mi argumento, tienen a subir. Asi las mejores páginas malabares escritas por los más famosos litaratos ascienden desde corazones helados, desamores y demás situaciones emocionales a menos cero grados.

También puede ser que el frío fuera tan intenso y repentino que las palabras de este malabaristo se le congelarán y entonces todo se vino al suelo ya no por la gravedad, sino por su propio peso, jajaja


Bezos, cari.

Uno dijo...

Una vez me salió una buena entrada (Pasen y vean, la titulé). Pensé entonces que esa si podía dedicársela a "Theodore, malabarista del verbo".
La próxima que te dedique no se como te calificaré porque cada vez hay en lo tuyo menos trucos y mas arte.

Un abrazo

polo dijo...

El relato está rodeado de una atmósfera de... opresión. Rezuma incomodidad personal mientras el público (la gente, el gentío) queda admirado. Más real, imposible.

Pero siempre está lo inesperado. Se da una cara que se intenta mantener... y, al final, ¡qué difícil resulta ofrecer esa impasibilidad!.

Pues estas son las reflexiones que men han traído tu muy bien llevado ¿relato?

B
see
´cause

Stultifer dijo...

Mala Bar Ismo. Yo no me voy a meter en nada.

Ronronia Adramelek dijo...

Si vas a seguir escribiendo así, te vas a tener que acostumbrar a sentir fatiga, encanto, porque es inevitable que te lleguen halagos que te saquen los colores y los calores. Es hermoso el texto, evocador y un tanto inquietante, como lo es en sí misma la llegada del frío y el fin de la frivolidad alegre del verano, y al leerlo en alto tiene una musicalidad muy particular, que me deja un poco triste y también un poco ensimismada.

Alforte dijo...

El mundo pertenece a los osados, y ya que virtualmente lo eres, me encanta tu osadía.
Como docente se que los pilares básicos son esenciales a la hora de ejecutar un buen baile y aunque lamentes no conocer más que cuatro pasos básicos ¡Qué cuatro pasos más mágicos y bien ejecutados, mamón!!!!

By the way, Temazo!!!!!!!

DanceAway Kisses

...Runagay dijo...

Y si no vuelve el calor ya encontrará el buen malabarista la forma de hacer revolotear con gracia aquel manojo de palabras yacentes a sus pies.

ColdButAlive kisses

senses and nonsenses dijo...

...hay que saber disfrutar de este frío sol de otoño, ...y de invierno.

un abrazo.

Cosechadel66.es dijo...

El frío entró para quedarse. Curiosamente, lo primero que hizo fue encender la chimenea para sentirse a gusto.

Carpe Diem

theodore dijo...

-A TODOS

Gracias por venir y por los comentarios. Os doy una respuesta general porque he andado algo ausente. Este texto es el producto de otra de mis tantas crisis, que llevo ya nosecuántas (y las que me quedan, jaja), pero al menos esta vez la enfoqué por el lado práctico, tanto quejarse ya, hombrepordios...

Besos fuertes for everybody!!!

Parmenio dijo...

Creo que por la red he visto un brasero de adjetivos y una manta calienta verbos. Sólo hay que encenderlos un poco y en tus manos se produce la reacción química apropiada.

Un beso (caliente, caliente)

alex dijo...

Pues hace mucho frio, y no me gusta mucho, porque los dias se van volviendo más y más tristones, más caóticos y no me resultan nada agradables, aunque es lo que hay..

Con el frio todo se hiela, hasta las palabras se nos queda perdidas, quizás porque les da miedo morir de frio, no?

Un beso cielo

Argax dijo...

Nada que no te hayan dicho ya. Tus textos siempre, y cuando digo siempre es siempre, tienen algo que los hace merecer la pena, eso cuando no están redonditos y cerraditos, que es la mayoría de las veces.

Perder el don es muy complicado, lo que se pierde es las ganas.

Besos.