viernes, diciembre 31, 2010

Teo D'oro

Una pantalla blanca. Ni más, ni menos. Será por lo mucho que me gusta el cine, pero los momentos en que me quedo sin inspiración para escribir, siempre los visualizo como una gran pantalla blanca en la mente, como ese momento que estás en la sala esperando que baje la luz y empiece la película. A veces la historia que aparece en la pantalla se presenta en formato de corto, otras veces es un mediometraje, casi nunca un largo. Puede ser un vodevil desenfrenado o una comedia clásica, un drama pasional o un gran falso-drama, un ensayo crítico o un experimento críptico. Pueden ser tantas cosas. Casi, casi siempre aparece algo en la pantalla (*)

Hoy, no.

Hoy tenía que estar gestándose la tercera y última entrega del repaso al cine de la década, o tal vez un pequeño vodevil cuatripolar para desear un feliz año y todo eso, con sus cancioncicas y sus adornos y sus lennon sisters y sus nomellamesmari, en fin, lo que ya sabéis. Pero aquí estoy, con la sensación de haberme metido en la sala más grande del multicines, con una pantalla del tamaño de Wisconsin, blanca, muy blanca.  Esperando a que empiece la función. Y solo sale un anuncio que queda fijo en la pantalla, y me sorprende tanto que me restriego los ojos, sacudo la cabeza, carraspeo, me pellizco...y sigue ahí. No estoy soñando, pero es un sueño.



Hace un año, Thiago ya me dejó patitieso al concederme el premio al Mejor Post de 2009. Y ahora, esto. No es por hacer el papelón de la falsa modestia, pero sinceramente creo que no me lo merezco, después de las cosas tan buenas que se ven por esta querida blogosfera, tan bien organizadas, ideadas y puestas en imagen y palabra. Y no este espacio tan caótico y desorganizado (desprestigioso, ya sabéis) con el "jefe de todo esto" que tiene la cabeza perdida y las tripas (metafóricas) bastante revueltas. Bueno, las auténticas a menudo también, pero de eso mejor no hablar, que estamos en horario protegido.

Dicho esto, recojo el premio con muchísima alegría, no faltaba más. Es un honor, y lo digo desde lo más profundo, llenando cada hueco de la pantalla en blanco con todas las muestras de agradecimiento imaginables. Saber que alguien como Thiago,  hacedor de varios e interesantísmos blogs y omnipresente en la blogosfera, personaje querido y admirado por todo aquel que tenga simplemente medio dedo de frente por su ingenio, su constancia y su personalidad (divertido, transgresor, culto, incisivo, CARI-ñoso...), se ha decidido por este espacio entre todo lo mucho que visita, lee y comenta.... es para quedarte muerto, oyes. Gracias, corasón, muchísimas gracias. Luciré el premio con todo orgullo. Mi re-Portera Zío se cree que esto es como el Miss Mundo Bloguero y quiere llevar la corona puesta todo el año en los eventos que asistamos. Creo que me siento incapaz de decirle que no. Aunque conociéndolo, seguro que en la primera fiesta a la que vayamos acaba más bien como Miss Camiseta (Bloguera) Mojada. Con tal de que no se le pierda la corona, lo que sea. Si es que allá donde va, la lía. Mirad el numerito que se montó en el gimnasio anteayer.



Feliz 2011 a todos. El mío, desde luego, no podría empezar mejor.


(*): Sí, ya, ahora saldrá el típico listillo diciendo que lo de imaginar la pantalla en blanco es por asociación con la pantalla del ordenador esperando a ser alimentada con el texto....pues no, que es una pantalla de cine, ea.

jueves, diciembre 30, 2010

Mis Películas Favoritas De La Década, vol.III: Del 20 al 11

20.- "Te Quiero Para Siempre", de Susanne Bier (Dinamarca, 2002)


Como en la siguiente y también excelente "Hermanos", Susanne Bier, dentro del movimiento Dogma 95, cuenta una historia que se presta a todo tipo de exageraciones melodramáticas y sentimentalismos desatados, de la manera más fría y sosegada. Dos parejas involucradas en un accidente que tritura sus ordenadas vidas por un erróneo concepto de la lealtad y el sacrificio.
  
19.- "Whisky", de Pablo Stoll y Juan Pablo Rebella (Uruguay, 2004)


 Tres soledades en un entorno cutre y desangelado. Un humor suave,sutil, lleno de ternura, en una aparente miniatura que encierra una de las obras más enormes que ha dado el cine en los últimos años.

18.- "Antes Que El Diablo Sepa Que Has Muerto", de Sidney Lumet (USA, 2007)



El gran Sidney Lumet dirige con 84 años un thriller turbio y malsano, un atraco sencillo que deriva en gigantesca tragedia con un reparto brillante y un guión sólido y contado a modo de puzzle. Y demuestra que es tan moderno o más que todos sus discípulos.

17.- "La Soledad", de Jaime Rosales (España, 2007)


Historias de dos mujeres, con sus quehaceres y cositas del día a día. Y un acontecimiento brutal. Lenta e insoportable para muchos, fascinante por su juego de lenguaje visual para muchos otros, ganó los Goyas a la mejor película y director.

16.- "Y Tu Mamá También", de Alfonso Cuarón (México, 2001)


Dos aburridos niños pijos mexicanos con ganas de aventura y una  aburrida casada española con ganas... de aventura. Un viaje juntos que marcará sus vidas. Sensual, divertida, ácida, dramática. Excelente trío protagonista e interesante banda sonora.

15.- "Canino", de Giorgios Lanthimos (Grecia, 2009)


Inclasificable. Comedia negra, surrealista drama social, ácida metáfora política...tantas cosas se pueden decir de esta película que lo mejor es verla, siempre que se tenga un estómago resistente y una mente bien abierta. No confundir con "Camino"....aunque en realidad no se diferencien tanto en su mensaje.

 14.- "Olvídate De Mí", de Michel Gondry (USA, 2005)


Reputado director de videoclips, Gondry pone en escena un guión del siempre estimulante Charlie Kauffman que pasa por ser una de las historias más originales y, a su manera románticas que ha dado el cine comercial de estos años. Quien siga diciendo que Jim Carrey no es buen actor, que vea esta película y se atreva a repetirlo.

13.- "Nueve Reinas" y "El Aura", de Fabián Bielinsky (Argentina, 2000/2005)


Como pasó con las de Robert Altman, no puedo decidirme por ninguna de estas dos únicas películas del malogrado Bielinsky. La primera, bien conocida, una historia de fraudes, trapicheos y engaños varios de guión prodigioso y reparto mayusculo. La segunda...la segunda es un thriller austero, envolvente, rodado con pulso y hechuras de cine clásico y con un maravilloso homenaje a "All That Jazz" de Bob Fosse que termina de acercarlo a la perfección.

12.- "De Latir, Mi Corazón Se Ha Parado", de Jacques Audiard (Francia, 2005)


Otro thriller atípico. Aunque es un remake y nunca he conseguido ver el original, no creo que sea mejor que este, un guión singular que mantiene el ritmo y el suspense de principio a fin, y un Romain Duris guapo a rabiar e inmenso en su papel de matón que quiere dejar de serlo para dedicarse a la música.

11.- "La Escafandra Y La Mariposa", de Julian Schnabel (Francia/USA, 2007)
Y por último en este tramo, otro de esos regalos que nos hace el cine de tanto en tanto. Basada en el libro escrito (o dictado, mejor dicho) por un exitoso redactor de una revista de modas que queda totalmente paralizado tras un accidente, con su cerebro intacto y su ojo parpadeante como única vía de comunicación con el mundo. Otra historia que se prestaba al mayor de los sentimentalismos y que Schnabel resuelve con vitalidad e incluso  pinceladas de humor, sin perder el sentido trágico del asunto. Y una fuerza en las imágenes que funciona como el envoltorio perfecto.

miércoles, diciembre 29, 2010

Mis Películas Favoritas De La Década II: Del 30 al 21

30.- "The Company" y "El Último Show" de Robert Altman (USA, 2003/2006)





Imposible decidirme por una. Las dos últimas películas de Altman, director siempre alabado y por el que nunca tuve especial predilección, son dos exquisiteces, tal vez menores, pero inmensas en su "minorismo". Sin apenas guión, "The Company" es casi un documental sobre las inquietudes y avatares de una bailarina de ballet (estupenda Neve Campbell), rodado con un distanciamiento cercanísimo y un sentido artístico que atrapa desde el primer fotograma. "A Prairie Home Companion", su testamento cinematográfico (muió sin verla estrenada), con la excusa mínima de la filmación del último programa de un show de radio nos narra un esplendoroso cuento sobre la nostalgia y la muerte con una vitalidad y optimismo que desarma. Un reparto espectacular y mucha música country para poner punto y final a una carrera, dentro y fuera de la pantalla.

29.- "El Pianista", de Roman Polanski (Reino Unido, 2002)


Polanski, otro "excelente director irregular" ganó el Oscar con esta estremecedora, seca y original visión del nazismo, con una gran tramo central donde apenas hay diálogos, solo el horror en estado puro. Conmovedora sin efectismos y con un Adrien Brody (también ganador del Oscar) para el que todo elogio es poco.


28.- "24 Hour Party People", de Michael Winterbottom (Reino Unido, 2002)


Para los que amamos el pop británico de toda la vida y en todas sus vertientes, esta crónica del nacimiento del sello Factory, uno de los más influyentes en la historia de la música independiente, es imprescindible. Pero no solo para nosotros. El ascenso y caida de un personaje como Tony Wilson, fundador del sello, creativo, libre, a contracorriente... y espantoso gestor, contada con mucho humor y un guión soberbio, sobrepasa todas su presuntas limitaciones y se convierte en historia universal.

27.- "La Princesa Y El Guerrero", de Tom Tykwer (Alemania, 2000)


Una extraña historia de amor y destino. Tan real como onírica, tan trepidante como reflexiva.

26.- "Northfork", de Michael Polish (Usa, 2003)


Otra extraña exquisitez que pasó desapercibida por las carteleras. Mientras la veía, pensaba que podía haber sido un guión de David Lynch dirigido por Tim Burton. O al revés. Disfrutable como juego de simbolismos o simplemente como un cuento algo atípico, atmosférico, inquietante y visualmente poderosísimo.

25.- "Bajo La Arena", de François Ozon (Francia, 2000)


Y otro director irregular con otra pequeña obra maestra. Una mujer se duerme al sol en la playa y cuando despierta, su marido ha desaparecido, diríase que ahogado. Incapaz de hacer frente a su vida en soledad, la gran Charlotte Rampling ofrece un recital interpretativo con una envidiable economía de medios. Su mirada no necesita más. El espectador, tampoco.


24.- "Bienvenidos a Belleville", de Sylvain Chomet (Francia, 2003)


La única película de animación de la lista. Una pieza de artesanía en tiempos de lujuria y virtuosismo digital. Prácticamente muda, encierra una crítica feroz al capitalismo y la sociedad del bien-malestar, sin resultar panfletaria ni repelente, todo lo contrario. Y con multitud de referencias repartidas por todo el metraje: Jacques Tati, Fritz Lang, Charles Trenet, Glenn Gould, Yvette Horner, Fred Astaire, Josephine Baker, y un casi interminable etcétera. Sorprendente y verdaderamente deliciosa.

23.- "Smoking Room" (España, 2002)


Feroz, demoledora, cáustica, incómoda. Una anécdota (pedir una habitación para fumadores en una empresa, algo con lo que todos están de acuerdo....hasta que dejan de estarlo) desmonta la fachada de felicidad y buenrollismo del personal, mostrando todos sus verdaderos rostros. Pelotas, arribistas, hipócritas, traidores, cobardes....seguramente todo el que trabaje en una mediana o gran empresa se sentirá identificado. Tal vez hasta algunos con sus familias. El reparto, en absoluto estado de gracia.

22.- "Una Relación Privada", de Frederic Fonteyne (Francia, 2000)


No he podido ver el montaje teatral que se ha hecho sobre este guión, y casi que me alegro, no imagino otros rostros ni otras voces que las de los inmensos Nathalie Baye y Sergi López en su búsqueda del no-amor. Una historia de diálogos y de silencios, de miradas y de intenciones, extrañamente romántica y a ratos insoportablemente desgarradora. 

21.- "Camino", de Javier Fesser (España, 2008)


Cuando salí del cine le mandé un sms a un amigo: "Si hay justicia en el mundo, Camino se llevará este año todos los Goyas posibles". Faltaban muchos meses aún para los premios, pero así fue. y eso que no es que los aciertos sean lo mío, en el cine ni en ningún otro terreno, pobre de mí. Poética, adulta y valiente, quizá peque de exceso de metraje, pero qué más da, con esa Carme Elías impresionante y una Nerea Camacho que suple sus evidentes limitaciones como actriz con una mirada y una intensidad que encoge el alma.

martes, diciembre 28, 2010

Mis Películas Favoritas De La Década I: Descartadas

Por fín, y con el retraso theodoriano característico (¿haré alguna cosa a tiempo en mi vida?), vamos a dar paso, queridos y cinéfagos lectores, a las películas favoritas de esta década para vuestro humilde narrador. Como apuntó sabiamente RoNronia Adramelek, que todo lo que apunta siempre es sabio y brillante, en puridad la década acabó el 31 de Diciembre de 2009, pero hay dos motivos por los que la lista sale ahora y no cuando le tocaba, a saber: que con lo tarde que llegan los estrenos por lo general a estos eriales, mucho cine de 2009 se iba a quedar fuera (y no solo de 2009, hay cosas que llegan con varios años de retraso porque no encuentran distribución en su momento). Y el otro motivo, queridos y theocomprensivos lectores, es la pereza, la pura y permanente pereza de ponerse a recopilar, rememorar, ordenar y publicar. Que si no me obligo ahora, la lista podía haber salido en 2023 (o por ahí). ¿Y por qué lo hago entonces, si no hay obligación y es sólo a título personal y me empereza tanto?, os preguntaréis con buen criterio. Pues....porque en el fondo, y no tan en el fondo, me encanta esto.

Después de todos los repasos y requetepasos, temo que habré tenido algún olvido por el que me tiraré de los pocos pelos que me quedan cuando me de cuenta, pero ya da lo mismo. Tras muchas deliberaciones en la redacción de este desprestigioso blog, se ha confeccionado un hermoso a la par que interesante top 30, que será publicado en partes, por aquello de no aburrir (y la theo-pereza, una vez más). Pero aquí quiero reseñar las que han quedado fuera de la clasificacion final, películas todas que me han gustado muchísimo pero no van a estar entre las elegidas, a pesar de contar con algunos directores de cabecera que si se enteran me van a matar lenta y dolorosamente. Que el mundo del cine es muy cruel, ya sabéis.

Y las eliminadas son, por orden alfabético:

"4 Meses, 3 Semanas y 2 Días", de Cristian Mungiu (Rumanía, 2007)
"Across The Universe", de Julie Taymor (USA, 2007)
"Ararat", de Atom Egoyan (Canadá, 2002)
"Brokeback Mountain", de Ang Lee (USA, 2005)
"Caché", de Michael Haneke (Austria/Francia, 2005)
"Chicago", de Rob Marshall (USA, 2002)
"En La Ciudad", de Cesc Gay (España, 2003)
"En La Ciudad Sin Límites", de Antonio Hernandez (España, 2002)
"Entre Copas", de Alexander Payne (USA, 2004)
"Expiación", de Joe Wright (Reino Unido, 2007)
"Flores Rotas", de Jim Jarmusch (USA, 2005)
"Infiel", de Liv Ullmann (Suecia, 2000)
"Las Invasiones Bárbaras", de Denys Arcand (Canadá, 2003)
"Once", de John Carney (Irlanda, 2006)
"Un Hombre Sin Pasado", de Aki Kaurismaki (Finlandia, 2002)

....próximamente, el esperado (?) y ansiado (??) top 30.

viernes, diciembre 24, 2010

dadivaN zileF

Yo no quería, que estos son días de mucho trabajo y no me queda mucho cerebro para bloguear (ay, las listas, ahí las tengo esperando), ni mucho cuerpo para jaleos. Pero mis redactores me han amenazado con dejarme sin regalo, quitarme la guarnición del pavo, darme cava de garrafón, y lo que es peor, buscarse a otro para completar el cuarteto en la felicitación navideña. Y por ahí sí que no paso, que la blogosfera está llena de tipos estilosos, llenos de sex-appeal, y sobre todo, ays, juventud. No es plan de tentar a la suerte y que encuentren a otro más dotado. Ejem. Así que he decidido unirme a ellos en este sencillo, sentido y amoroso canto:


La Redacción de este desprestigioso blog les desea
¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Bonus: Ya puestos, como los ensayos no nos ocuparon mucho, que para eso somos performers natos y llevamos el arte en la sangre, llamamos a nuestros pretendientes y algunos amigos, y acabamos montando una auténtica orgía navideña. Atentos a mi querida re-Portera Zío, que ya se había bebido hasta el agua de los floreros, y nos ofrece un intento de mirada insinuante en 2:32 que tras muchos visionados culipartientes en la redacción hemos decidido catalogar como "diabólica". Del resto del elenco no digo nada para que podáis horrorizaros gozarlos vosotros mismos.

martes, diciembre 21, 2010

Teodoro Es Muy Lista

Pues sí, queridos y decadafinalizantes lectores, ha llegado el momento de hacer un repaso de los favoritos del año...y de la década que termina. Lo que me gustan las listas, madre mía. Esas cosas que no sirven para casi nada y que cambian con el tiempo y que en cuanto las terminas y publicas te das cuenta de que te has dejado cosas fundamentales y hala, a corregirlas, y blah blah blah... Llevaba tiempo recopilando películas para hacer la entrada correspondiente y con tanto darle vueltas y repasos se me han adelantado unos cuantos-muchos, entre ellos el siempre sabio senses or nonsenses, con su buen criterio y buen hacer habituales.  Asi que con toda seguridad las próximas entradas van a ser de listas, jugosas y rebosantes listas. Esto lo digo para que los que se aburren con estas cositas estéis prevenidos, oh queridos y numeroalérgicos lectores.

Os dejo con un aperitivo, una cantante danesa recién descubierta (es su segundo álbum, pero no sabía nada de su existencia hasta hace pocos días), Anna Bronsted, que firma con el nombre de Our Broken Garden y que ha irrumpido con fuerza en el universo theodoriano. Seguro que estará entre los favoritos del año. Un álbum tranquilo, etéreo y enigmático lleno de letras de amor y dolor (cómo no), con algún tema más rítmico como este "Garden Grow", que tiene un vídeo estupendo, una ingenua pesadilla que podría ser la versión "amable" (siempre entrecomillado) de Fever Ray. Un poco raro el solo de guitarra final, pero de algún modo encaja en este mundo tan particular.

Pues nada, vamos a por las listas. Yo no sé pa qué me meto en ná.

viernes, diciembre 17, 2010

El Cineasta Que Se Podía Tararear (*)




Se nos ha ido otro de los grandes. Blake Edwards, genio de la comedia y de algún que otro imprescindible drama, ha muerto a los 88 años. Como siempre digo, con lo que me gusta el cine y lo poco que hablo de ello. Pero a Edwards sí le dediqué una entrada hace algo más de un año en esa sección que tengo un poco abandonada (otro de mis demasiados frentes abiertos) llamada "Els Comediants", así que no me voy a extender aquí relatando sus excelencias una vez más. Sabemos que es normal que por sus edades la gente de la edad de oro del cine se nos vaya, ya quedan poquísimos vivos. Pero no deja de doler perderlos.

Aunque sin duda, la mejor manera de recordar a Blake Edwards es con una sonrisa. O a carcajada limpia. Y nada mejor para ello que volver a ver la primera escena de una de las mejores comedias, una de las grandes obras del cine de todos los tiempos y estilos, "The Party", aquí titulada de manera tan ye-yé "El Guateque".



Espero que Jack Lemmon y Peter Sellers hayan ido a recogerlo y se lo hayan llevado a pegarse un buen guateque. Los de aquí nos quedaremos honrando su memoria en cada una de sus películas.

(*= El título de la entrada, magnífico,  se lo he tomado prestado a Antonio Weinrichter

jueves, diciembre 16, 2010

Espejismos



Tenía una figura tan estilizada que parecía recién desplantado de un alcorque. Unas manos tan grandes que seguramente abarcarían un cuerpo en una caricia. Una sonrisa tan amplia que daba la impresión de contener todas las mentiras del Universo. Y se las creyó todas y cada una.


miércoles, diciembre 15, 2010

Puzzle




Seguro que falta alguna. Vamos a ver. Esta, aquí. Esta, encima. Esta...¿esta donde va? Parece que es del centro, pero cualquiera sabe. Otras veces lo he conseguido, creo que unas 13 antes. Bueno, reconozco que alguna hice trampa, sí. Forzando los bordes para que encajaran, ya sabes, o ignorando que el conjunto quedaba alterado al colocar piezas por el lado erróneo. Total, una imagen tan abstracta, hecha con recuerdos, deseos, lamentos y alguna que otra alegría no es del todo fácil de componer sin un modelo que seguir. Pero es que el modelo lo perdí hace mucho, o nunca lo tuve. No sabría decirte. Qué desastre. Ya parece que está completo, aunque seguro que falta alguna, seguro. Mientras los huecos se puedan disimular con alharacas y abalorios que desvíen la atención, problema resuelto. Mientras yo mismo consiga desviar mi propia atención, con suerte no notaré que alguna pieza se ha perdido. Ya sucedió otras veces, y aunque cada vez hay más huecos, siempre me las apaño. O eso creo. Pero es que, ya ves, nunca me lo habían roto en tantísimos pedazos. Eso sí, tenías que haber visto cómo quedó el otro corazón.

Lo que no me apetece pararme a pensar es si se habrán mezclado las piezas.


"...You broke my heart in 15 million pieces / 
And I'll break yours in 15 million more..."

martes, diciembre 14, 2010

Piezas



La mujer está en la orilla, inmóvil, como hipnotizada por las olas. Ni siquiera le importa que sus caros zapatos se mojen con el rebalaje. El niño está en el parque, en lo alto del tobogán, no se atreve a tirarse, oye las burlas y protestas de sus compañeros de juego, pero no puede lanzarse al vacío que en el cuaderno de dibujo de su mente se asemeja a una voraz garganta. El anciano lee por cuarta vez la columna de opinión tratando de no dispersarse, sin éxito. Las palabras serpentean, se enroscan en su enjuto cuerpo y le hacen levitar alejándolo de las refriegas políticas y las inquietudes financieras, viaja por unos instantes a un par de paraisos y unas cuantas pesadillas, y vuelve a caer de bruces sobre el periódico. Intentémoslo una quinta. Las lentejas hace rato que están a punto y la joven se pregunta si el comino eliminará el sabor a lágrimas. Él vuelve a retrasarse.

El hombre que escribe acaricia a sus personajes, les pregunta y atiende a sus respuestas, modula sus voces, sus silencios, desoye algunos consejos y valora algunos otros. Pero finalmente, decide no estar en condiciones para contar la historia de una esposa despreciada vista por los ojos de un anciano, que revive una y otra vez el momento en el que fue consciente de que su madre nunca volvería a recibirlo entre sus brazos cuando se lanzase al vacío. No. Probará con algo más feliz.

sábado, diciembre 11, 2010

AgradecidaMente

(La redacción en pleno celebrando con elegancia. Queda claro quién es la borracha)

Debe ser la vigesimoquinta o tal vez la septuagesimonovena vez que lo digo en menos de dos días: Nunca me hubiera imaginado que pasaría algo como lo de ayer. Gracias de nuevo (y las que me quedan) a todos los que se sumaron a la "fiesta sorpresa", cada uno con su regalo bajo el brazo en forma de post, y vaya nivelazo, como se decía en los múltiples comentarios. No soy muy partidario de alargar un tema tan ombliguista, pero de esto hay que hablar con más tranquilidad, y dado que este finde voy a estar un poco ausente y se me quedan un montón de comentarios por contestar, hago una actualización rápida y un GRACIAS (si, otra vez, y nunca suficientes) a todos los que pasaron por aquí y por las otras entradas, los conocidos y los asomados por lo que vieron en otros blogs. Fue materialmente imposible contestar ayer, así que lo hago hoy generalizado en estas líneas mientras llega algo con más... con más theodorismo , jeje.


(mi re-Portera me regañó ayer por poner la foto sin maquillar)

Con vuestro permiso, deshabilito los comentarios para esta entrada. Hoy la única voz aquí va a ser la mía, que llegue hasta el último rincón de la blogosfera para que nadie se quede sin saber lo feliz que me habéis hecho en este cumpleaños. Oh yeah.

(aquí la redacción después de beberse hasta el agua de los floreros, agradeciendo)

viernes, diciembre 10, 2010

La Sillita Y El Patito



Level 42 es un grupo británico que en la tan recordada por muchos como denostada por otros, oh queridos y denostorecordantes lectores, década de los 80 alcanzó un tremendo éxito con su estilo pop-funk, algo que se venía haciendo en circuitos independientes pero que no había trascendido al gran público salvo contadas excepciones, y nunca de manera tan masiva. Aunque su carrera, incluso en los momentos de más gloria, fue algo irregular, no se puede negar que tuvieron grandes canciones (sueltas) y algún álbum (completo) casi perfecto. Desaparecieron a mediados de los 90, hasta que se volvieron a reunir el pasado 2006 con material nuevo y ahí siguen, dando conciertos y todo eso que hacen los grupos. Sus temas más conocidos son Running in the Family y por supuesto el archifamoso Lessons in Love (¿qué bonita, verdad?), pero yo siempre he tenido predilección por Something About You.




Y bueno, queridos e intrigados lectores, algunos de vosotros os preguntaréis qué hago yo hablando de un grupo como este en un día como hoy. La respuesta es sencilla. Me había quedado sin palabras. Ya véis, yo,  que se supone que soy el mago de las mismas o algo parecido, según vosotros (etiqueta que me sienta tan grande como uno de esos jerseys que te teje tu abuela cuando tienes cuatro años con vistas a que te dure hasta los cincuentaynueve, como poco), pues hoy, esas palabras amigas y amantes se han largado dejándome abandonado a mi suerte. Rebuscando entre los bolsillos, los cajones, y hasta en la papelera, solamente me he encontrado una, una que casualmente estaba por triplicado en todos esos sitios, y que no es otra que....GRACIAS. Gracias (por orden alfabético, que ya sabéis lo que me gusta) 2Soles, Adrianos, Bimbi, CaféOlé, calamarin, Isra, Parmenio, Runagay, Silver's Moon, Squirrel, Stultifer (con regalo del Blog del Día incluido!!), Thiago (por cuadruplicado en todos sus blogs),  Uno, Ut y Winnie0. Y uno muy especial a Alforte, que aunque no me lo han aclarado, creo que ha sido el principal instigador de esta orgía cumpleañera. No os podéis hacer una idea de cómo me ha emocionado todo esto, nunca podía haberlo imaginado. Y por supuesto gracias también a los que han ido dejando felicitaciones en comentarios por aquí y por las otras entradas. Realmente, nunca hubiera imaginado un regalo mejor.


Vale, antes de que digáis nada, no sonrío, como de costumbre, pero os puedo asegurar que por dentro tengo una sonrisa tan gigante que amenaza con romperme hasta el fistro (diodenal). Y ahora, cuando son casi las cinco de la mañana y yo pretendía acostarme pronto para no empezar el nuevo año (mío) con la cara de momia ojerosa (ah no, que las momias van vendadas....es igual, os hacéis a la idea que ya a esta hora el coco no me da para mucho más) habitual, me temo que mañana voy a ser más momia que nunca. Pero una momia feliz.



(Dado el estado de euforia, trasnoche y tremebundismo en el que me encuentro, no he podido preparar nada más elaborado, pero en una reunión de urgencia con mis sacrificados redactores, os hemos preparado una cosita pequeñita como agradecimiento general y con escalera, para Stultifer en particular)

(a partir de ahora, siempre moño y así me elimina las arrugas...)

jueves, diciembre 09, 2010

Bizarreando

 


 En su post de ayer, Thiago, el todoterreno (plateado) de la blogosfera, hablaba de la palabra "bizarro", a raiz de un comentario que yo le había dejado días atrás, y que venía a ser el remate de una serie de encuentros o encontronazos con tal palabro, ya sabéis, esas extrañas casualidades místicas, kármicas, sobrenaturales, o como quiera que se las denomine, y de las que tengo que hacer una entrada un día de estos. 

El caso es que, como ya se aclaró en la suculenta ración de comentarios, "bizarro", que en nuestro idioma significa "valiente, generoso, gallardo", y alguna lindeza más por el estilo, y es una palabra bastante en desuso, ultimamente se viene utilizando en su significado inglés, "raro, extraño, extravagante". Mencionaba a un interesante grupo gallego, Triángulo de Amor Bizarro, y ya le expliqué que ese nombre no es sino un homenaje a una de las más conocidas canciones de otro grupo fundamental del ¿pop? británico, New Order. Gran canción, aunque no sea de mis favoritas del grupo.

(buenísimo el corte en 2:42 que nunca nadie supo a qué venía)


Tal vez a algunos os suene también esta versión del grupo Frente!, todo un one-hit-wonder que ha aparecido en varios anuncios y películas. Y sigue haciéndolo, de hecho:


Ahora es cuando decís "aaaaandaaaaa, la de tiempo que llevaba queriendo saber cómo se llamaba esta canción, etc.". Es muy mona, sí. Y lo poco que editó este grupo no estaba nada mal, pero como suele pasar, fueron devorados por el éxito de esta canción...que no era suya, jaja. Pobretes.

Pero, como hoy es un día de vuelta al trabajo después del puente o casi-puente, y todos estáis  (estamos) desganados y emperrunecidos, oh queridos y legañados lectores, vamos con un poco más de música para quien tenga tiempo y ganas de disfrutarla. Sigamos con asuntos bizarros.

Bizarre, Inc. (Pizarrín, para los amigos) fue el proyecto con el que tres dj's muy feos editaron varios discos durante los 90, recorriendo todas las tendencias de la escena de baile y siempre con éxito. Esta cosita tan linda la bailamos mucho en su momento, ¿verdad, Alforte? Bueno, y yo la sigo bailando en mis sesiones de housecleaning discodanzante, qué os creeis (no, por vuestro bien no me imaginéis plumero en ristre saltando por toda la casa, hay imágenes mejores a las que podéis recurrir, para TODOS los GUSTOS)



Y otro one-hit-wonder, un grupo neozelandés llamado OMC (no confundir con OMD, ojo) tuvo un número uno mundial en 1996 con este pegadizo "How Bizarre", que seguro que os suena también. Y, como pasó con Frente!, es una lástima que murieran de éxito con esta canción, porque su álbum era realmente bueno.


Para terminar, ya como curiosidad, un grupo de Gerona llamado Bizarre, que tiene un par de discos editados (con canciones en catalán, castellano e inglés), sin demasiada repercusión por el momento aunque tuvieron cierta relevancia al presentarse a uno de los tremebundos concursos que se organizaron para elegir a los candidatos españoles para Eurovisión. El año que ganó Rodolfo Chikilicuatre, que ese sí que era bizarro, bizarro, posiblemente en las dos acepciones de la palabreja :-)

(el principio es un poco "With or without you" de U2)

Ea, ya se ha acabado la matraca por hoy. Otro día hablaremos de auténticas bizarradas, si os parece. Como muestra, un botón.

lunes, diciembre 06, 2010

Teodoro Presenta: Acervo Inoxidable, Vol. 4: Un Mojón

Tenía algo abandonada esta sección, queridos y deslenguados lectores. Y son cientos y cientos las cartas que se han recibido en la redacción pidiendo una nueva entrega que os ilustre y os adentre en las peculiaridades de nuestro habla. Y como nada me hace más feliz que haceros felices a los que me hacéis feliz con vuestro deseo (de aprender), pues vamos al turrón, y mira qué bien traida esta frase para las fechas tan entrañables que se acercan, con sus luces (¿he dicho ya que Málaga parece Las Vegas?), sus borracheras cenas de empresa, sus zambombas y sus matasuegras...

La expresión "un mojón" no estoy muy seguro de que sea exclusiva de esta zona, pero, por si alguien no la usa o no la conoce, tiene una explicación muy simple:

mojón1.
(Del lat. hisp. *mutŭlo, -ōnis, de mutŭlus).
1. m. Señal permanente que se pone para fijar los linderos de heredades, términos y fronteras.
2. m. Señal que se coloca en despoblado para que sirva de guía.
3. m. Chito o tanga en que se pone el dinero, y al que se tira jugando.
4. m. Porción compacta de excremento humano que se expele de una vez.
5. m. p. us. montón.


Quedémonos con la cuarta acepción, y ya os podéis imaginar de qué se trata el asunto. Cuando algo no te gusta, te parece malo, pesado o aburrido, diremos que nos encontramos ante "un mojón", que se puede adornar con toda la palabreria que se desee en cuanto a comparaciones, proporciones, etc. Así, diríase que este desprestigioso blog es un mojón del tamaño de Wisconsin (o Villarrefajos, si prefieren ustedes hacer patria). Un añadido muy bonito es el adjetivo "garrapiñado", que como sabréis es como quedan las almendras bañadas en caramelo que forman pegotones y protuberancias. Creo que os podréis figurar qué aspecto debe tener un mojón garrapiñado. Discúlpenme aquellos que se hallan en pleno desayuno o similar por la escatología intrínseca. 

El otro día fui a ver "Chloe", de uno de mis directores favoritos, el armenio-canadiense Atom Egoyan, creador de algunas de las mejores películas de estas dos últimas décadas (The Adjuster, Exotica, El Dulce Porvenir, El Viaje de Felicia, Ararat...).


Buen reparto, dirección como siempre envolvente y turbadora, fotografía fabulosa, banda sonora excelente... y un guión pésimo. Pero pésimo. Es un remake de "Nathalie X", película francesa bastante reciente que no pude ver en su momento, y se nota que es un encargo. Se salva algo la primera mitad, la presentación de los personajes y el pie del argumento, con el tono de dilema moral algo retorcido tan propio de Egoyan. Pero a medida que transcurre la historia se va transformando en un thriller lleno de lugares comunes, y de los malos.

Hablando con mi amigo Cuchifriti, le dije, todo yo poético y retórico, que me hallaba presa del mayor desconsuelo por ver cómo un excelente director había guardado el alma en algún cofre oculto en su trastero, y que temía que no la volviera a encontrar en su próximo proyecto, que le concedería el beneficio de la duda, que casi todos los genios tienen algún tropiezo, que blah blah blah, y cuando me harté de la retórica, no tuve más remedio que decir: Es que "Chloe" es un mojón. Un mojón garrapiñao.

Hasta el próximo acervo, amiguitos. Os dejo con la dulce actriz y directora Sarah Polley cantando el tema principal de la que es sin duda la mejor película de Atom Egoyan, "El dulce porvenir".

(Se advierte a los lectores que ningún mojón ha sufrido daño alguno en la redacción de este post)

viernes, diciembre 03, 2010

(pequeños) Milagros





La Milagros, sin levantarse, sin mirarle, le dice que deje el dinero en la mesita de noche. Él no habla, deja un par de billetes de poco valor y la ve hacer un gesto de asentimiento, tan desganado como el rostro lleno de maquillaje barato de la mujer que ocupa la cama. Tan desganado como las flores de plástico que intentan dar un poco de alegría a ese cuarto de pocos muebles. Una cama, una mesita, un lavabo con una toalla que no invita a ser usada y un espejo en el que él mira el desganado reflejo de la Milagros mientras se va desnudando. La ve repasarse con indiferencia el esmalte de uñas, y después mirar a la nada del techo en un inequívoco gesto de impaciencia. Él no habla, se pregunta cuántos habrán visitado esa cama hoy, cuántos ayer, quién será el siguiente. Cuántas veces la Milagros se habrá abandonado al rítmico crujir de los muelles para acompasarlo al crujir de su corazón hasta amortiguarlo y conseguir que el tiempo pasara más ligero. Se mete en la cama, agradablemente cálida, y ella empieza a hacer su trabajo mecánicamente mientras le dice picardías con el mismo tono que se recitaría un menú en una casa de comidas, qué te pasa encanto tienes frío estás temblando, pero él no habla, tan solo la abraza. Pasa su hora pactada abrazando en silencio a Milagritos, a su primera novia, a la que le prometió amor eterno entre tablas de multiplicar y le robó un beso bajo un árbol frente a su casa, con el consiguiente cachete materno niño tú qué te has creido que no me chupo el dedo pues nos han fastidiao, a la que un maldito traslado del padre arrancó de su lado. A la que cree reconocer al verla entrar en un portal, en este portal, unas semanas atrás, a pesar de todo hermosa bajo esa capa de maquillaje barato y desganado. Pasa los siguientes días indagando, espiando, comprendiendo, hasta que por fín se decide a reservar una hora con la dueña del negocio seguro que no prefiere a la Puri está libre ahora y está muy nueva. Pero él quiere a la Milagros. A Milagritos.

Él no habla, se viste lentamente y la vuelve a observar desde el espejo, tumbada en la cama. La ve mirar al techo, pero la anterior impaciencia ahora diríase inquietud, y sin atreverse a volver la cara hacia ella al despedirse Adiós Milagritos juraría que ha visto una lágrima corriendo por su mejilla.

miércoles, diciembre 01, 2010

Diciembre... ¿Volverá A Ser Mágico?



Vivir en un sitio donde el frío nunca llega a ser insoportable, cumplir años, tener largas vacaciones salpicadas de fiestas y regalos, esperar trenes, barcos y aviones que traen parientes lejanos cargados de sonrisas (y más regalos)... Diciembre siempre fue el paraiso. Y por aquello de que la verdadera patria es la infancia, que ya lo dijo Rilke, y ese hombre sabía mucho y lo contaba muy bien, sigue siendo mi mes favorito del año. El frío sigue siendo soportable. Los años se siguen cumpliendo aunque cada vez con más pereza y descuido. Vacaciones... no, ya no hay vacaciones, ni largas ni menos largas, benditos sean los varios días festivos, menos mal. Y tampoco no hay esperas ansiosas en estaciones ni en puertos de mar o aire. Claro que tampoco hay que andar fisgoneando por los anclajes de las sonrisas para comprobar que muchos están mal puestos, aguantando con dificultad lo abultado de las caras largas hechas de asuntos familiares no resueltos. Se evita uno el estar calculando en qué momento de la cena reventarán, y rogar por que me den mi plato a tiempo, antes de que caiga la cara desenrollada en la sopera o en la bandeja del asado. 

No sé cómo será este Diciembre. Kate Bush me asegura que Diciembre volverá a ser mágico. Y yo me creo todo lo que me dice. Lo único que no aclara es si será este Diciembre o cualquier otro. En cualquier caso, yo le doy la bienvenida. 

lunes, noviembre 29, 2010

P _ L _ O



Tan pronto lo exhibía como un trofeo que como un premio de consolación. Solía sonreir cortésmente sus gracias para contraatacar con las anécdotas más insuperables que mantenían en vilo a la audiencia, generosa y entregada audiencia de un profesional del encanto que eclipsaba todo lo que tuviera vida en muchos kilómetros a la redonda. Sus ideas políticas eran tan sólidas y bien argumentadas, su trabajo tan apasionante, su vestimenta siempre tan adecuada, tan elegante. Y su manera de recordarle en privado y en público que sus ideas, trabajo y vestimenta oscilaban entre lo corriente y lo anodino era tan sutil como implacable. Había un algo de perversidad en esa relación, una dependencia malsana como todas las dependencias que perpetúan un equivocado esquema familar. Una pareja perfecta, vista de lejos. Un incomprensible error, de cerca. Una tortura placentera para ambos, por dentro. Y una constante sensación de no saber si al cerrar la puerta iban a echar un polvo o un pulso.


("...Domination's the name of the game / 
In bed or in Life, they're both just the same...")

viernes, noviembre 26, 2010

Compañeros Inseparables

 



El anciano no se mueve y parece no entenderme cuando le pregunto si me recuerda. Sin girar la cabeza, tan solo dirige la mirada hacia donde estoy, unos ojos desinyectados de emoción, que se dirían cargados con el peso de infinitas preguntas irresueltas. Por un momento creo ver un destello de lucidez que rápidamente se desvanece y vuelve a fijar la vista en el mismo punto desconocido, tal vez una piedra, quizá una brizna de hierba, seguramente la nada. Me siento a su lado y le acaricio la espalda, sorprendentemente erguida para un hombre de su edad, notando su calor y un ligero estremecimiento como única respuesta. Él sabe tantas cosas, y a mí me inquieta tanto el futuro, aunque se está tan bien en el parque, en este banco al sol, el cálido sol de otoño que me adormece mientras oigo las voces de los paseantes a caballo y el juego de los críos, o el rumor de una fuente cercana que parece acompasar su murmullo a mi respiración, cada vez más profunda, cada vez más pesada, cada vez más....un disparo me saca del trance y trato de moverme pero no lo consigo. Ha atardecido y el parque está ahora vacío, el anciano se ha marchado y estoy solo y paralizado, notando cómo la ansiedad crece y se licua en pequeñas gotas de sudor frío que resbalan lentamente por mi frente y mi espalda. Y no sé de dónde ha salido ese niño que gimotea frente a mí, pero le conozco y sé que se ha perdido y está asustado, y sé que quiero ayudarle pero no lo haré, porque también sé que no puedo moverme, que no puedo hablar, porque no hay manera de ayudar a un recuerdo, así que solo debo esperar a que me zarandees cariñosamente para decirme que una vez más me he dormido en tu regazo viendo una vieja peli del oeste.

lunes, noviembre 22, 2010

Desenjaulado





Primero fue un tímido empujoncito, pero aquello no cedía. Poco a poco la rabia le hacía empujar con más fuerza, pero lo único que conseguia era sacar astillas que se le clavaban dolorosamente, amansando su ímpetu más por temor que por prudencia. La superficie seguía firme y recia, la oscuridad insoportable, y el aire se le estaba acabando. Lágrimas, tal vez con lágrimas conseguiría pudrir aquella madera que se fingía cemento, y lloró por él, por aquellos, por su pasado y por lo incierto, pero la madera apenas si gimió con debilidad burlona. Y mientras tanto, el mundo resonaba feliz al otro lado. Probó a gritar y golpear pidiendo ayuda, pero los que se acercaron no hallaban la manera de abrir aquella puerta. Durante meses, durante veinte meses recibió todos los consejos posibles (deja que ceda por si sola, dale una patada, cálmate y conseguirás abrirla, no desesperes), pero no fue hasta ese día en el que en una de sus muchas patadas infructuosas, notó un tintineo llamativo que procedia de su bolsillo, y se dio cuenta de que la llave estaba ahí. Siempre había estado ahí. Y abrió la puerta, tranquilamente, sin ansiedad, sin miedo de que lo que hubiera en el exterior le hiciera daño. Y justo antes de unirse a los que le esperaban con tanta expectación, tomó aire, sonrió, y lanzó la llave tan lejos que se perdió en el horizonte. Para no tener nunca la tentación de volver a aquel oscuro y lóbrego armario.

(para tí, ex-alex)


(..."This is not a story, this is not a book, this is...your life)

viernes, noviembre 19, 2010

Valorizando




Y tienes el valor de decirme que nunca te ha importado. A oscuras, te mueves a hurtadillas por entre los pliegues de mi consciencia marcando el territorio antes de abandonarlo a su suerte, arramblando con los objetos de valor que caben en tu saca sin fondo, y tan solo dejas la quincalla que tanto brilla y tan poca utilidad tiene. Esparces palabras como un matarratas por los rincones, un adulterante suave, de efecto lento y permanente, que no acabará conmigo porque soy más grande que una rata, pero me envenenará porque soy más pequeño que una certeza. Manipulas los archivos de memoria cambiando signos de puntuación, tachando toscamente pequeños detalles que acaban por distorsionar el conjunto, cambiando los fondos de las imágenes para que confunda los escenarios y no sepa si me besaste en Berlín o en Londres, si te abracé en Toledo o en Oslo. Si me engañaste en Roma o lo hice yo en Granada. Y te marchas y enciendo la luz, cierro las ventanas para que no escape tu olor, y trato de hacer inventario por si hay alguna compañía de seguros que me indemnice por la sustracción de una vida, mientras intento que la quincalla no me deslumbre, mientras reordeno unos recuerdos que ahora no entiendo, mientras tu olor se va escapando por los pliegues de mi consciencia.
 
 
"...I turn around to see you. And if I do or not, it all depends..."