miércoles, octubre 06, 2010

O De Ofrecimiento





Habia dejado pasar algunos. Unos por demasiado rápidos, otros por no haber logrado descifrar el destino que indicaban los luminosos, otros por ir muy llenos, incluso alguno por ser tan lujoso que no creyó merecer una plaza en la que desentonaría con sus pobres ropas teñidas de frustración. Pero los veía pasar. Asomado a la ventana de su desvencijado hogar, miraba cómo iban sucediéndose todos esos trenes, nunca imaginó que fueran tantos. Realmente nunca antes les prestó excesiva atención. Y sin embargo.

Había hecho una criba con sus pertenencias y una limpieza de sus impertinencias. Desde que comprendió que aquella mano extendida, una mano cálida y protectora que siempre asomaba a la misma hora por la misma puerta del mismo vagón le estaba invitando a subir, a él, una y otra vez, decidió no dejar escapar ese tren y que no fuera otro el que se asiera a ella. Echó un último vistazo a la casa vacía, carraspeó y las paredes desnudas le devolvieron un eco bronco, disgustado, como regañado por las manchas de lo que antes fueron cuadros y muebles que adornaron una vida anodina. Y con equipaje ligero, los documentos necesarios y alas en los pies, salió a la hora señalada al encuentro de esa mano, de ese tren que parecía ir más rápido de lo que se veía desde su ventana. Corrió y corrió, con la mirada y toda su voluntad fijas en aquella mano, extendida, cálida, protectora...aunque ahora tenía aspecto imperativo y suplicante a la vez. Corrió y corrió hasta alcanzarla, y cuando la mano cálida se disponía a cerrarse sobre la mano urgente para ayudarle a subir, él tuvo la certeza de que no subiría a ese tren porque en algún punto de la carrera había perdido los papeles.

Vió alejarse la máquina, con aquella mano invitadora ahora encogida en lo que parecía un gesto apesadumbrado de interrogación.


25 comentarios:

Winnie0 dijo...

Hay trenes en nuestra vida que sólo pasan una vez....Esos ...tienen de difícil saber si es el momento adecuado....y si tienes el valor de aceptarlo. Complicadas situaciones a veces!!!
Yo espero no haber dejado pasar ningun tren definitivo en mi vida!!! besos

Adrianos dijo...

¿así que la culpa es de los papeles?
¿no has aprendido nada de todos esos inmigrantes que viajan sin ellos?

esperemos que desanduvo el camino hasta encontrarlos y que espero hasta que esta mano volviera a pasar a la misma hora, por la misma puerta del mismo vagón...

PerdiendoLosPapelesOtraVez_Kisses

alex dijo...

Ains, pero porque dejamos que el miedo nos paralice de esa manera, con lo hermoso que habría sido montaras en ese tren, coger esa mano y abrazaras fuertemente a quien te estaba invitando durante tantas veces a partir con el.

Ummmm los trenes. Creo que todos cometemos esos errores, aunque yo espero que cuando tenga bien limpia mi casa y la maleta hecha no cometa los mismos errores.

Tenemos que pillar esos trenes.

Un beso cielo

calamarin dijo...

Muy mal, que importan unos papeles... Los trenes, con mano cálida que nos invitan a subir, nunca hay que perderlos.

Stultifer dijo...

Casi que te diría que es mejor esconder la mano antes que lanzarla en ayuda de no sabes muy bien qué.

Edgard dijo...

...esas duras impotencias interiores...esos "imposibles" que tal vez no sean ciertos...

(un abrazo fraternal)

Joaquinitopez dijo...

Los trenes siempre, siempre se pierden.
Un abrazo

...Runagay dijo...

Date por piropeado, joío, que estás sembrao últimamente. Te lo dice uno que sabe de trenes, tanto dejados pasar como tomados a empujones.
Y cómo suenan esos trenes puercoespines, wow.

Thiago dijo...

Cari, parece fácil dejar una casa destartalad y pobre, para largarte tras una mano que te invita a subir a ese tren, tal vez en pos de una vida mejor.

Pero si tengo que dejar mi almohada, mi peluxe, mi play, mi portatil, mis libros, mi movil y tal yo a esa mano le haría otro gesto manual que ya te imaginas, jajaa

Aunque, aún yo que soy tan tonto, me doy cuenta de la metáfora que encierra tu post, sobre la oportunidad de dejar pasar o no el que pueda ser, tal vez, el último tren.

Eso sí, la foto ya en sí misma es impactante. Y tu post me ha hecho reflexionar, sin saber muy bien el porqué, cómo hacen todos esos que desaparecen y nunca más se vuelve a saber de ellos.. qué harán con su DNI, su tarjeta de crédito, su carnet del gimnasio... Ay, qué lástima.

Bezos.

Alforte dijo...

Me encuentro en un momento pérfido y frívolo, no puedo dejar de pensar en el dueño de esa pobre mano apesadumbrada que, a su vez piensa en lo calientapollas que fue el anhelante corredor perdedor (de papeles); para mí desde luego que los perdió, en el momento que dejó de correr...
HandInHand Kisses

Alforte dijo...

Por cierto Theo ERES UN CRACK!!!!
Gracias por enlazar el CineFórum!!!!!

AgradecidaYEmocionada Kisses

Stanley Kowalski dijo...

Cuánta verdad hay en este relato. Hay que tener espíritu de aventura para asir esa mano y subir quien sabe con quien y dónde!
Supongo que la mayoría alguna vez lo hemos hecho, pero conozco algunos lo hicieron y jamás se volvió a saber de ellos... Excelente relato, para variar.

Gracias por tu visita.

BESOTES THEODORE.

theodore dijo...

-Winnie
Casi todos pasan solamente una vez, pero en general no dejan de pasar, cada uno con su historia y sus oportunidades (y sus errores). No siempre se está preparado para coger alguno, y si se escapa...ya vendrá otro :-)

Un beso grande.

-Adrianos
Bueno, ya sabes que la expresión "perder los papeles" puede ser cualquier cosa menos literal, y las reacciones ante la auto-pérdida papelera son variadas y variopintas, jeje.

Documentation Kisses

-alex
Tú no te preocupes por la casa, cuando se acerque tu tren sal pitando y atrápalo, que ya tendrás tiempo de organizar después, tesorillo :-)

Un beso grande.

-calamarin
Ya sabemos que tu duboisismo te lleva a aceptar cualquier mano desconocida que parezca ser generosa. Y que no te da miedo perder los papeles por ello. Y haces bien :-)

theodore dijo...

-Stultifer
Ya te digo, cualquiera sabe qué elemento (o elementa) se te puede agarrar, urghh....

-Edgard
Los imposibles son imposibles en tanto que el sujeto se lo crea... todo, siempre, está en la mente.

Un abrazo fuerte -y posible-

-Joaquinitopez
Se pierden en la distancia, se dejan escapar en la cercanía. Pero muchos, muchos se cogen, por más que creamos que los hemos dejado pasar. Tal vez es que dentro no está la historia de fábula que nos habíamos supuesto...

Un abrazo

-...Runagay
Gracias corasón. Y ya sabes que los puercoespines iban especialmente dedicados a tí. Ah, que no lo sabías? ....sí, sí que lo sabías :-)

StevenWilsonForever Kisses

theodore dijo...

-Thiago
No sabemos lo que había en esa casa antes de la "criba", lo mismo era un espacio lleno de lujos pero insatisfactorio, lo mismo no, quién sabe.

Lo que si es cierto es que no hay últimos trenes mientras uno esté vivo. Tenemos demasiado idealizada la idea del "tren que pasa solo una vez" y todo eso. Constantemente están pasando, aunque algunos sean solo de "cercanías", y bien vale la pena darse un viajecito en ellos.

trainkiZZes

-Alforte
Dejó de correr porque los perdió o los perdió al dejar de correr? Ay, mira que te gusta hacerme pensar. Pérfido, más que pérfido. Lo de frívolo está por ver, babyboy ;-)

TúSiQueEresUnCrack Kisses

-Stanley
Ay, es que el destino es tan incierto. Pero seguro que la mayoría de los que se fueron en esos trenes acabaron tan felices, por eso nunca más se supo. Si no, ya hubieran hecho acto de presencia dando por saco, que algunos son especialistas en eso, jaja.

(no se si por allá se usa la expresión "dar por saco", que es una manera más fina de decir "dar por culo", jaja).

Muchos besos para ti, Stan!

un-angel dijo...

(...¿la nueva lista del Spotify no está aún lista, valga la redundancia?...intenté escucharla pero me salía un mensaje que no sé qué quiere decir.)
Con los trenes tengo una relación de amor-odio que no sé bien como explicar, parecen empeñados en traerme de vuelta al mismo sitio y nunca acaban de llevarme a ningún lado definitivamente. Aunque no sé si el post de hoy tiene que ver con el tema ferroviario, con las oportunidades que se presentan y se aprovechan o se dejan pasar o si los trenes y las oportunidades tienen más en común en realidad de lo que cabe esperar...Pero no me voy a poner lírico y pedante que ultimamente siempre me dices lo de "tu sabes mucho" y le estoy dando vueltas a lo que en realidad me estás queriendo decir con eso, jeje.
Un abrazo, guapo.
Oh, y sobre la canción de hoy, pues la pinché con miedo porque la imagen me resultaba un poco desasosegadora, pero luego me ha gustado mucho más de lo que me esperaba...
Te repito el abrazo, pero ahora agradeciéndote estos instantes de placer auditivo que casi siempre me regalas...

theodore dijo...

-un-angel
Oh cielos, me pillaste precisamente recargando la nueva lista de jazz, y acordándome de tí por ello, je je. La de Octubre ya debe estar escuchable, es que el primer día se me olvidó darle al pirindolo ese que permite publicarla, supongo que ya debe estar en condiciones.

Y sí, tú sabes mucho, lamento si me repito con ello, pero es que eres muy re-listo. Que no estás seguro de lo que quiero decir con eso...bueno, imaginate que te lo digo con una sonrisa. Aunque no te aclararé si es sonrisa-sonrisa o media-sonrisa malévola. Me gusta liar las cosas, verdad? :-)

Un abrazo grande para tí, que me dices unas cosas que me dan rubor y parpadeo candoroso de pestañas, babyman.

Argax dijo...

Los lastres, siempre vamos lastrados. Incluso cuando creemos que nos hemos librado de todo, cuando sonreímos satisfechos ante la mancha cuadrada y blanca, geometría de la suciedad, del cuadro arrancado de la pared; incluso entonces llevamos algo dentro que no nos permite correr todo lo rápido que quisiéramos.
Lastre, pasado, digestión pesada. Muchos nombres, muchas metáforas construidas de miedo a lo desconocido, aunque lo desconocido sea una mano tibia, incitante, llena de promesas.

ME ha gustado mucho como está hilado este texto quillo (perdón por el localismo, pero me sentía demasiado solemne en mi comntario ;P).

Y el tema, pues bueno, tus amados arboles que dan puerco-espines. En surrealista imagen te imagino debajo, con las manos unidas en forma de cuenco esperando que caiga la fruta madura. No sé que me pasa hoy, será el café, será.

Sicos en forma de O. Menos mal que no has acompañado esta entrada con maría de la O que desgraciaita tu eres teniéndolo tó. Algo tópico y manido hubiera sido, aunque bien pensado no deja de irle mal al texto, según claro mi distorsionado criterio de hoy.

Ya sé, mañana va a llover y las bajas presiones a modo de torno de carpintero me aprietan las sienes. Una forma como otra cualquiera de exprimir las ideas.

Otro beso.

Chevy dijo...

Está bien esto de dejar para los arqueólogos relatos como este. ¿En un tren de alta velocidad se puede sacar la mano para pedirle a alguien que suba? Valga el simil de la "alta velocidad" con la que vivimos que no tenemos tiempo de ver pasar todos los trenes a los que nos subiríamos.

Un dia pondré mi canción de trenecitos. :-) Tic, tac, tic tac.

Y sin embargo, Kisses.

Uno dijo...

No sabía yo que estaba tan puesto en temas ferroviarios. Me ha gustado mucho. Pero una vez mas creo que el tema musical debió ser otro: "Chatanooga Choo choo"

Chattanooga choo choo won´t you choo choo me home...

(No me extrañaría nada que la cantaran tus Sisters)

Un abrazo

polo dijo...

.
Qué duro debe ser dejarlo todo... lo material, al menos, que ya es muchísimo, y en pos de una mano... que viaja en tren...

...y querer alcanzar mano y tren... y no poder... o no querer... asirse a ambos...

...no conservar la tenacidad del principio... dejarlos escapar no se sabe muy bien por qué...

la canción tiene la intensidad que exige tu texto... niño, que bien escribes...

+
b
seek
ohs
.

theodore dijo...

-Argax
Pues tu exprimidor de ideas funciona muy bien, me ha gustado esa imagen recolectora de frutos puercoespineros, un animal tan bonito, por cierto.

Y de lastres, qué te voy a contar, corasón, que cuando parece que te has librado de los principales, ahí aparecen de nuevo al olor de un desconocido.

Coffee sotes

-Chevy
Ya no te voy a decir la canción porque es trampa, je je. Y tú es que lo ves todo con mentalidad moderna, hombre, piensa en esos trenes clásicos donde uno se podía asomar y hasta alcanzarlos con una carrerita. Qué lindo todo.

Vapour Kisses

-Uno
Pues les pega a mis sisters mogollón esa canción, mira que es bonita, tengo que investigarlo :-)

Besote

-polo
Como supondrás, me acordaba mucho de nuestras conversaciones según iba saliendo el texto. De los lastres y las negativas, de los quereres y poderes...ya ves.

Gracias guapo, b zee cows :-D

Silver's Moon dijo...

Y digo yo, no sería el miedo lo que hizo que perdiera los papeles?? porque hay veces que pasan trenes en nuestra vida que sabemos que nos llevarán a un destino feliz y que no volverán a pasar si los perdermos pero siempre encontramos una excusa para no subir finalmente. El miedo gana, nosotros perdemos.

Un beso gigante resalao

Parmenio dijo...

Cuando estaba leyendo iba pensando que habías estado espiándome todos estos años para poder escribir este texto tan bonito.

Ahora he subido a un tren y voy sin papeles, sin destino y sin asiento. Pero voy.

Un beso (viajero)

theodore dijo...

-Silver
Aquí, como es habitual, la respuesta está dentro de cada uno. Y creo que tú y yo compartimos respuesta :-)

Un besazo, resalá.

-Parmenio
Bueno, es que quien más y quienmenos, todos tenemos historias de trenes que pasan o no llegan o se pierden o se dejan escapar.... o se extravían y quedan encallados en alguna vía muerta...

Un beso (en Business club)