martes, diciembre 14, 2010

Piezas



La mujer está en la orilla, inmóvil, como hipnotizada por las olas. Ni siquiera le importa que sus caros zapatos se mojen con el rebalaje. El niño está en el parque, en lo alto del tobogán, no se atreve a tirarse, oye las burlas y protestas de sus compañeros de juego, pero no puede lanzarse al vacío que en el cuaderno de dibujo de su mente se asemeja a una voraz garganta. El anciano lee por cuarta vez la columna de opinión tratando de no dispersarse, sin éxito. Las palabras serpentean, se enroscan en su enjuto cuerpo y le hacen levitar alejándolo de las refriegas políticas y las inquietudes financieras, viaja por unos instantes a un par de paraisos y unas cuantas pesadillas, y vuelve a caer de bruces sobre el periódico. Intentémoslo una quinta. Las lentejas hace rato que están a punto y la joven se pregunta si el comino eliminará el sabor a lágrimas. Él vuelve a retrasarse.

El hombre que escribe acaricia a sus personajes, les pregunta y atiende a sus respuestas, modula sus voces, sus silencios, desoye algunos consejos y valora algunos otros. Pero finalmente, decide no estar en condiciones para contar la historia de una esposa despreciada vista por los ojos de un anciano, que revive una y otra vez el momento en el que fue consciente de que su madre nunca volvería a recibirlo entre sus brazos cuando se lanzase al vacío. No. Probará con algo más feliz.

26 comentarios:

Winnie0 dijo...

Todas ellas situacíones de espera, de inquietud de "estar a punto de algo importante"...Es la vida. Es el devenir de la vida Theo...Un beso

Stultifer dijo...

Por un momento me da por pensar que la mujer está muerta junto al lago.

SRO dijo...

hermoso texto. Si lo leo escuchando el audio me parece una coreografía de estas contemporáneas: movimientos repetitivos y alienantes, hermosa y triste.

brokemac dijo...

Con qué rapidez ha pasado la vida...
Yo he visto la misma persona en el niño y en el anciano, y aunque queda una cierta tristeza flotando, es precioso.
Un abrazo!

Uno dijo...

Excelente, Theodore. Lo guardo entre los mejores.
Me gusta la canción y, como otras veces, me intriga la foto de cabecera.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Excelente en su brevedad. Muy bien conseguido el efecto de mezcla de tiempos que luego encajan en su caótico orden.
Me ha gustado mucho, mucho, mucho.

BSS
ABZ

Isra dijo...

Ves, yo debería ahora tenerte a mi lado para que me explicaras un poco más esta entrada,porque me queda la duda de quien es el niño que no se tira al vacio, y quien le falta, no se, ahora estoy dandole vueltas y quizas sea que no me dejo llevar por los pensamientos que tu has querido transmitir, no se, pero seguro que si me explicas, yo me entero.

Un beso cielo

Edgard dijo...

Es una verdad muy grande que los personajes hacen lo que quieren.- Les pensamos algo, y nos hacen escribir otra cosa.- Hasta llega a suceder que eso que no queremos escribir, alguna vez nos encontraremos haciéndolo.-

Un abrazo fraternal.

Joaquinitopez dijo...

Decididamente te odio a muerte pero de envidia repugnante. ¿Has vendido tu alma al diablo? ¿verdad?
Es magnífico, una puñalá en el alma. Travesera, además.
Una palabra: "rebalaje", supongo que será la bajada de la ola, pero ¿podrías aclararla? No la había oído en mi vida
Un abrazo envidioso

Cantares dijo...

Una maravilla, entré a leerlo varias veces.
Un beso grande

Adrianos dijo...

precioso texto primo... de tus mejores sin duda... me dejaron suspendido en un punto y sin aliento a la espera del desenlace que ¿puede ser feliz, no?
Sliding_Kisses

Ronronia Adramelek dijo...

Es hermoso pero... tan triste. Todos deberíamos tener quien nos recoja cuando nos tiramos al vacío y deseos de hacerlo aún siendo viejos.

Stanley Kowalski dijo...

Que rápido pasa la vida! Pero hacer un stop para leerte es siempre una delicia!

GRACIAS POR TODO!

BESOTES THEO Y BUENA SEMANA!!

CaféOlé dijo...

Siempre he pensado que el trabajo de un escritor debe ser así, como tú lo cuentas: primero inventa cada uno de sus personajes, les da una vida y después se las apaña para unir la historia de uno con la de los demás para conseguir un hilo conductor.
Una imitación de la vida.
Qué pena que los personajes de carne y hueso no siempre podamos elegir algo más feliz.

Muakkks de que seguro que si le echas una patata al guiso el sabor de las lágrimas no se nota nada.

polo dijo...

.
Ah, el escritor, ese dueño de otras almas que, para colmo, se supone que son imaginarias.

A veces se rebelan o se figan esas sombras. Entonces se observan desde más lejos.

La figura del anciano lector es la que más que gusta.

...además de "Mother and Child", claro, que -quitando la parte jazzera jam séchon- es una maravilla.

Alforte dijo...

La idea en la mente del creador, estupendo juego del proceso inspirador, esbozos de personajes en los que se moldea una historia, que en este caso el autor elige q ue sea feliz, pero tú bien sabes que la mayoría de las veces son los personajes quien dictan el tono de la ficción.

Reality Kisses

theodore dijo...

-Winnie
La vida está llenas de momentos. Y de esperas a otros momentos :-)

Un besote.

-Stultifer
Jejeje, aquí no hay lago pero por lo demás, imaginas perfectamente :-)

-SRO
Gracias majo. Me gusta la idea de la coreografía, realmente esta canción le da un acompañamiento ideal.

-brokemac
Has visto bien. Puede ser triste, sí, pero al final parece que el que escribía optó por renunciar a contarlo. Así que nos quedaremos sin saber cómo de triste es :-)

Besote! (y gracias)

-Uno
Esa es otra de las fotos que llevaba tiempo queriendo usar, creo que la joven de las lentejas iba (o deseaba ir) a un Conservatorio Femenino. Le pega.

Gracias guapo, un besogordo.

-ABZ
Gracias hermoso. Esta es la entrada que te dije que no me dejaba dormir el sábado, aunque en realidad, y como suele pasar, ha salido muy distinta a como la pensé...

Muchos besos.

-Isra
Es una historia en cuatro pinceladas, cada uno puede colocar a los personajes como quiera, seguro que cualqier cosa que hayas pensado puede valerle. Pero si quieres mi versión, te diré que los personajes de los extremos son uno mismo, al igual que los dos centrales. Tal vez con eso te parezca todo más fácil. Y que Stultifer dio en el clavo :-)

Un besazo, tesorillo.

Ut dijo...

Siempre he pensado que es más fácil escribir historias tristes que alegres... en este caso el escritor decide ser positivo y no contar la historia aunque para mí, que disfruto de los dramas más que nadie ( a excepcion tuya y de Alforte, faltaría....) he de decir que me hubiera encantado que se publicara..je,je...

Es tan real como la vida misma, por qué esconderlo?

Un beso re-re-re-requeteguapo!

UT

theodore dijo...

-Edgard
Los pesonajes van y vienen y hacen lo que quieren. Y bloquean, censuran, provocan, eclipsan.... el pobre que escribe se arrepiente muchas veces de haberlos creado, jaja.

Un abrazo

-Joaquinitopez
Anda ya, so puñetero. Muchas gracias, pero tú, precisamente tú, no tienes nada-nadita que envidiar. Y rebalaje es el "reflujo" de agua que llega a la orilla tras una ola. Ya sabes, eso que te moja las toallas y los pies a poco que te descuides :-)

Un abrazo

-Cantares
Muchas gracias, corasón :-)

Un besote

-Adrianos
El desenlace lo puedes construir a tu gusto. esta no-historia se queda donde está, para que el que quiera la complete en su cabeza y el que no, la descarte sin ponerse a pensar si la esposa amargada no vió otra salida que echarse al mar sabiendo que su hijo quedaría desamparado y traumatizado hasta la vejez.... ay, creo que estoy interfiriendo :-)

Gracias, guapo re-guapo

Slipping Kisses

-Ronronia
Bueno, solo son pinceladas, lo mismo la historia completa no hubiera sido tan triste, quién sabe....

Un besogrande.

-Stanley
Tienes razón. En lo de la vida, jaja. En lo del stop no sé si la tienes o no, pero yo lo agradezco mucho :-)

Un beso, Stan!!

theodore dijo...

-CaféOlé
Esto es como los índices de personajes esos que te vienen en las novelas de Agatha Christie, que te cuentan quién es quién, jaja. Y siempre hay princesas, diplomáticos, mujeres de turbio pasado....to*tal*

Muakkks de que tú te sabes muchos trucos de cocina, pa que luego digas que haces comistrajos, jaja.

-polo
Pues el anciano lector es el niño asustado, ya ves. O no. Como decía antes, el que quiera puede construir la historia como mejor le parezca.

La verdad es que Sylvian tiene un punto muy de piticos a veces, eh? En su epoca buena, me refiero :-)

-Alforte
Por supuesto, los personajes mandan. Y la escritura automática aún más que ellos, jeje.

Surreality Kisses

-Ut
Bromas de dramas aparte, es verdad que a mí me tira mucho más escribir "cosas tristes". Debe ser porque es mucho más fácil. Sí, lo es, a quién voy a engañar haciéndome el sueco, jaja.

Y superpartidario de no esconder lo triste :-)

Tú sí que eres guapo, requeteleches!!!

Dramatic Kisses

Parmenio dijo...

Como concentrar dos vidas en un par de pinceladas y un sentimiento. Creo que todos hemos sido ese niño alguna vez. El problema es que a veces ahora soy el anciano también. Pensando. Recordando. Releyendo.

Si pensar en escribir historias tristes te permite hacer textos como este entonces espero que que tu sueños sean muy tristes siempre ;)

Me ha encantado descubrir el rebalaje

Un beso (furtivo)

senses and nonsenses dijo...

El anciano lee por cuarta vez la columna de opinión tratando de no dispersarse... con la belleza de las palabras. sencillo, al mismo tiempo que una estructura muy currada (joder, con el crítico. ......en fin, que m'ancantao')

sobre el contenido...
la vida es así, no la he inventado io.
pero de repente, merece la pena, SIEMPRE.

un abrazo.

...Runagay dijo...

Estupenda manera de contar de forma dinámica y longitudinal la mente del escritor trabajando la imagen estática y transversal de sus personajes, parados en el tiempo.
No conocía al Sylvian...y mola.

AyCómoMeEsscribeElTheo kisses

rafarrojas dijo...

así es la vida, decía un amigo tuyo... y lo cierto es que la vida es esa que ocurre mientras estás planeando otra cosa que decía lennon... y te vas perdiendo cosas a poco que te descuides, como esta entrada. Y sería un pecado mortal, porque está fantástica.

En Melinda y Melinda, W.A. hizo lo de contar la misma (distinta) historia dos veces: como comedia y como tragedia. Haz lo mismo con ésta preciosidad tuya y a ver qué pasa.
Un abrazo de tu amigo y admirador,
rafarrojas

Argax dijo...

Este Sylvian me suena, quién me lo habrá presentado;)

Luego me paso y me leo las dos últimas entradas que supongo que es de lo que se trata.

Un beso.

Víctor L. Briones Antón dijo...

Dos últimas entradas que ahora son tres.

A mí me esperan unos chicharos como dios manda, sin restos de lágrimas, pero me conozco y sé que esto: "se pregunta si el comino eliminará el sabor a lágrimas", va a estar rondando toda la tarde por mi cabeza, el comino para tapar lágrimas, te mato, esta tarde tengo clase y espero poder abstraerme de esta idea.

El relato del escritor que habla con sus personajes, tan cierto. Estos que describes no tienen muchas ganas de salir a la palestra, cuando si están motivados, ni siquiera preguntan los hijosdelagranchina.

Sics.