jueves, octubre 01, 2009

Repentina Mente



La tecnología nos juega malas pasadas a veces (¿verdad, Winnie?). Estaba dispuesto a recibir a Octubre con todos los honores y un fallo técnico (mezclado con un poco de despiste de mi cosecha, todo hay que decirlo) lo ha hecho imposible, así que aplazaremos la entrada prevista para cuando pueda ser. Nada es casual, dicen por ahí. Seguramente no tenía nada interesante que contar acompañando a la canción escogida y la canción no aparecerá hasta que el texto sea el adecuado. Y sin embargo. He cogido un puñado de palabras y las he esparcido por el suelo tratando de encontrar un punto de referencia. De un texto o de un pretexto, eso da lo mismo. O no. En cualquier caso, ninguna palabra parecía dar soporte a la emoción y valor a la sentencia. Como en un laberinto en el que los adverbios fueran setos, los adjetivos guijarros y los pronombres pequeñas luces que ayudaran al recorrido, me he ido sumergiendo en busca de esa palabra. Tropecé con el rabillo de una Q y casi me caigo dentro de una D, pude agarrarme al punto de una I, tambaleándome, pensando abandonar una búsqueda incierta que lo único que estaba consiguiendo era retrasar mi descanso, pero ya me había adentrado demasiado en el laberinto. Se me ocurrió que si nunca llegaba a encontrar la salida podría alimentarme de verbos, que ojalá se hicieran carne. Pero no podía rendirme. O encontrar la palabra o encontrar la salida. Una T me hizo un rasguño y pude aliviar el calor abanicándome con una M. No me daba cuenta de que iba mutilando las palabras a cada paso, a cada tropiezo, a cada golpe de aire. Estaba encerrado profanando mi propio laberinto. Y la palabra seguía sin aparecer. Confuso y letraherido eché a correr dejando atrás querer, sabiduría, violeta, cristal, madre, penitencia, y unas cuantas palabras más que no alcancé a distinguir. O no quise. El laberinto parecía cada vez más grande o yo más ignorante, y decidí meter la cabeza en una O que había en la pared. Desde esa ventana ví un salon iluminado en el que un hombre que perfectamente podría ser yo escribía un texto en su ordenador. Grité pero no pareció oirme, y empecé a arrugar palabras y lanzárselas como proyectiles, y a sus pies cayó una. Se agachó a cogerla y extrañado miró hacia donde yo estaba. Cuando ya me pensaba libre de aquel laberinto de palabras, se giró de nuevo hacia la pantalla, leyó la que había recogido, sonrió, y aunque no pude verle bien, juraría que lo que escribió fue la palabra FIN.

27 comentarios:

Uno dijo...

Cuánto me alegro de que la tecnología te jugara esa mala pasada que dió lugar a este delicioso texto. Yo me hubiera abanicado con una D.

ADRIANO dijo...

Genial este texto surrealista, yo no sé de dónde sacas la inspiración, esa que tienes ilimitada. Pero sigue proponiéndonos textos de todos los estilos, que no sé dónde los guardabas y cómo los contenías.
Besos

Adrianos dijo...

Impresionante... "un cuento para niños de 80 a 8 años" ... no serás hijo de M.Ende ¿no?... Me ha encantado, enhorabuena :-)

Winnie0 dijo...

Estoy desde otro ordenador...y puedo decirte...¡magnifico texto! Escribes a veces cosas tan....tan ingeniosas que yo alucino. Me encanta que estes ahí. Besos y feliz jueves (a ver si esta tarde desde casa consigo arreglar el problema)más besos

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Menudo viaje por el abecedario.

Gracias

Besos guapo

alex dijo...

AAYYYY, me acabo de enamorar de tí..... ¡¡¡Pero como escribes tan bien!!!!,de donde sacaras todas esas cosas tan maravillosas, esa manera de hacer un post tan magnífico. Me encanta, me encanta cada día más leerte y poder admirar la forma tan sutil de decir cosas. De verdad que es apasionante.

Un beso de este aprendiz, (de todo) que se queda cada día más alucinado (maestro).

MUACH

Cosechadel66.es dijo...

en el que los adverbios fueran setos, los adjetivos guijarros y los pronombres pequeñas luces que ayudaran al recorrido, me he ido sumergiendo en busca de esa palabra. Tropecé con el rabillo de una Q y casi me caigo dentro de una D...

joderquebuenoeres TU

Carpe Diem

Anónimo dijo...

Excelente, divertido, lewiscarrolliano. Muy bien.
Y gracias por usar "letraherido". ;)

ABZ

Arezbra dijo...

Muy bueno, eso de ser tú mismo el carcelero y el guardián que cuestiona el laberinto de donde sólo tú sabes salir pero de donde no quieres porque se te antoja pegadizay extrañamente placentera la melancolía que circunda la utópica búsqueda de la palabra perfecta...Me ha gustado mucho.
Un saludo

Chevy dijo...

Nen, te pasas. Esto es excelso. Y eso que no encontrabas la o las palabras. Lo raro es que no chocases con una X o una W, tienen cantos peligrosos esas letras.

La cabeza dentro de la O, visto como un trofeo de caza disecado. One vision.


Re-re-re-reverencia
Kisses (suddenly)

Stultifer dijo...

Jamás pensé que nadar en una sopa de letras fuera tan difícil.

senses or nonsenses dijo...

pues qué gozada de pre-texto...
"un soneto me mandó hacer Violante, y en mi vida me he visto en tal aprieto", y mira, se convirtió en un clásico.
perdona el retraso que llevo. me ha costado "un poquito" pulir a mis queridas putas.

un abrazo.

Manuel dijo...

Precioso, una maravilla!

Capri c'est fini dijo...

Somos únicamente palabras y palabras esparcidad, compuestas por letras que representan sonidos. Por eso no es de extrañar que nos perdamos. Siempre en un laberinto...

Cuídate.

Un abrazo.

Adrianos dijo...

siento lo largo del comentario pero tu cuento me recordó este relato corto de M. Ende del libro "El espejo en el espejo" y aqui os lo dejo

Este señor se compone sólo de letras. De muchísimas letras, se entiende, de un número astronómico de letras, pero al fin y al cabo sólo de letras. Aquí está su amiga. Es, como se ve, de carne y hueso. ¡Y de qué carne! Da gusto verla, ¡y no digamos tocarla! Los dos van ahora juntos a la feria. En la góndola y la noria todo va bien todavía. Pero luego llegan a una caseta de tiro al blanco; un tiro al blanco un poco extraño, ésa es la verdad. ¡Pruébate a ti mismo!, puede leerse en grandes letras en la parte de arrriba. Y más abajo figuran las reglas. Sólo son tres:
1. Cada tiro es un blanco garantizado.
2. Por cada blanco, un tiro gratis.
3. El primer tiro es gratuito.
El señor que rodea con el brazo la cintura de su amiga estudia atentamente el letrero. Quiere seguir su camino rápidamente, pero ella insiste en que haga uso de la ventajosa oferta. Quiere ver de lo que es capaz.
Pero el señor no quiere.
-¿Pero por qué no, cariño? ¿Qué tiene de malo?
Tiene de malo que hay que disparar sobre un blanco bastante insólito, sobre uno mismo, es decir, sobre la propia imagen reflejada en un espejo de metal. Y el señor de letras no se siente en absoluto lo bastante real para distinguir de una manera tan arriesgada entre sí y su imagen reflejada.
-¡O disparas -dice la amiga, por fin, furiosa-, o te dejo!
El sacude la cabeza. Entonces ella se va con otro, un carnicero que entiende de carnes y huesos.
El señor se queda solo y la sigue con la mirada. Cuando desaparece de su vida en el gentío, él se deshace lentamente en un pequeño montón de diminutas minúsculas y mayúsculas que la multitud pisotea al pasar.
La verdad es que para eso podría haber disparado, ¿verdad?

theodore dijo...

A TODOS muchísimas gracias de corazón por los comentarios, llevo un rato aquí dando vueltas a qué contestaros, pero es que no se me ocurre nada más que gracias, gracias y más gracias. Y más aún.

Y una calurosa bienvenida a Capri y muy especialmente a adrianos, me ha encantado el relato de Ende y aunque ya quisiera yo simplemente soñar en parecerme en algo, que te lo haya recordado ya es un honor mayúsculo. Gracias (una vez más y mil veces más).

Muchos besos a todos. Pero muchos, muchos. Tantos como gracias. Por toneladas, vaya.

Ed dijo...

No puedo creerme que este golpe de mente, de ingenio soberbio, sea repentino. Debe de ser fascinante saber componer una historia surrealista como esta en la que todo sea tan vívido. Me ha encantado todo, pero hay varios momentos que me han hecho hasta sudar, hijo. La parte del laberinto, tan lewiscarraliana, como ya te han dicho, es genial. La palabra creada "letraherido" emociona por bella y por original, pero lo que más me ha gustado ha sido aquello de los verbos, que ojalá se hicieran carne. Está todo tan lleno de alusiones y guiños que me he quedado maravillado.
Si es lo que yo digo: sabes hacer esto y lo otro. Puedes escribir casi cualquier cosa y nunca desentonas ni chirrías; al contrario. Con cada relato, con cada historia, con cada post, nos enseñas, nos apasionas, nos ilusionas.
¡Felicidades, tío! Eres un genio.
Ed.

theodore dijo...

-Ed pues te juro que todo fue saliendo sin planear. Estuve como media hora (incluso más) frente a la pantalla sin saber de qué escribir, y de repente, salió esto de la nada. Y me encantaría haberme inventado la palabra "letraherido", pero ya existía, ojalá algún día me salga algo tan sonoro y evocador, jeje.

Muchas gracias, pero muchas muchas, a tí también. Y de genio nada, que cuando me sale no me aguanto ni yo, jaja.

Un besote.

Stanley Kowalski dijo...

Otra genialidad! Y después no me digás que yo te hago ruborizar!!!!!
Es un relato maravilloso, de donde lo mirés, es FABULOSO!! Y me voy super orgulloso de tener un amigo tan talentoso como vos!

BESOTES MI ADORADO THÉODORE!

the runagay dijo...

Una gozada de post metalingüístico y surrealista. Un beso con nuevo link.

molano dijo...

Me has dejado sin palabras.
Un abrazo.

theodore dijo...

-Stanley si, yo me sigo ruborizando, no lo puedo evitar....Gracias. Un besote!!

-the runagay jo, no sabes la alegría que me has dado al verte de nuevo. Tanta como la tristeza cuando te ví desaparecer. Ay, no nos hagas estas cosas más...

Besos metalingüísticos ;-)

-molano creo que arramblé con todas las palabras en el post, prometo devolverlas. Otro abrazo para tí.

Breckinridge dijo...

¿Es tuyo o de Borges? Letraherido... Qué preciosidad.

Thiago dijo...

ESte texto si que es precioso y lo firmaría encantado mi adorado MILLÁS, al que me ha recordado tanto... Eso si, le sobra el inicio, la referencia a Winnie, con perdón., jajaj No pq ella no lo merezca, sino pq eso lo hace un poco más localista y momentaneo. sin embargo sacando esa referencia (repito que lo siento, jajaj) quedaría un texto mas universal, no sé si me explico, jajaja.

Pero es una delicia leerte y con esto rectifico mi comentario del post siguiente, pues en una blogosfera gris, tu eres ahora mismo su mas brillante luz.

Bezos, cari y gracias (no digo más, no hace falta explicar ni el porqué....)

Thiago dijo...

Dios, y pensar que por poco me lo pierdo... He tenido que volver a leerlo, cari. Pq es redondo de principio a fin. Es tan inspirado que me ha producido una emoción que me embargó desde los pies hasta el cerebro, y cuando lo vuelvo a leer me vuele va dejar mudo y pálido de la envidia. Es que no puedo concebir algo mejor, jajaaj Y lo siento - si alguien lee este comentario que sepa que no es por tirarle los tejos al amigo Theodore-, pero es que es lo mejor que he leído en mucho tiempo.... Es todo tan genial que no se puede comentar sin caer en vanalidades, desde la situación, las palabras que dejas atrás, hasta la situación de tu semi viaje astral para verte a ti mismo agarado a un rabo de un q...., hasta la idea de hacerla todo seguido sin puntos aparte. Tal vez, si no tuviera puntos y comas ni mayúsculas sería ya un templo del surrealismo, jajaja.

y si me tuviera que quedar con un fragmento, sería este:

"Se me ocurrió que si nunca llegaba a encontrar la salida podría alimentarme de verbos, que ojalá se hicieran carne. Pero no podía rendirme. O encontrar la palabra o encontrar la salida..."

En fin, creo que no le has dado aire suficiente a este post, que deberías dejar unos días, para pasmo y admiración de tus queridos y atribulados- lectores, ahora además, envidiosos.

pero, te digo una cosa, yo sé, pq a mi me pasa, que es igual lo que te digan, cuando escribes un texto redondo, que tu sabes que es redondo, nada hay como la satisfacción de leerlo una y otra vez. Puede que la emoción sea en intensidad menor a la de un organsmo, pero sin embargo en mayor en el tiempo.... jajajaa

En fin, cari, si cres que este comentario es demasiado pastelero, un pelín manido y adocenado, si lo consideras cursi y antiguo, impropio de la genialidad de tu post, te autorizo a eliminarlo o a retorcer las palabras sinceras que encierran y mandarlas a... ¡tomar por culo! (esto es por poner una nota un poco más desmitificadora, jajaja).

Bezos.

Malacay dijo...

Wow que buena cosas, muchas gracias, por compartirla

senses or nonsenses dijo...

somos lenguaje, pero lenguaje censurado...