miércoles, octubre 21, 2009

In Convenience

Iba tan ensimismado recordando su olor y sus palabras, que se perdió dos veces en aquél laberíntico bloque cerrado de edificios tratando de encontrar la salida. Tenía un cansancio tan placentero, un principio de agujetas muy estimulante y no le apetecía pensar en cómo disimularía esas marcas tan escandalosas que había visto en su cuello, reflejado en el espejo del ascensor. No le importó que le despidiera con un frío "ya nos vemos, si eso". Si eso. Estaba claro que no había intención de repetir, aunque hubiera preferido una separación más dulce, como dulcemente salvaje había sido el encuentro. Y qué, había merecido la pena. Cómo le había dicho que se llamaba....mmm...¿o no se lo había dicho? No recordaba que hubieran hablado gran cosa, aunque sí recordaba las palabras, por decir algo, que habían salido de sus excitadas bocas en una sinfonía aullante algo desafinada y solo para (muy) adultos. Confió en que las paredes no fueran tan delgadas como es habitual en los edificios de apartamentos. Aunque si al inquilino no parecía preocuparle, qué más le daba a él. Después de un par de vueltas y varios rellanos y corredores más, logró encontrar la salida. Cuando entró con él, desde el garaje, el viaje había sido corto y directo, o tal vez no, estaba demasiado ocupado en comerle unas cuantas partes del cuerpo como para fijarse. Pero al fín estaba en el portal. Abrió, y el frío viento seco de otoño le colocó de nuevo en la madrugada del mundo real. Respiró profundamente, satisfecho, y al oir cerrarse la puerta, se dió cuenta de que se había dejado las llaves arriba.

24 comentarios:

Winnie0 dijo...

A un muy buen ritmo describes genial la escena. Me encanta. besos Theodore y feliz miercoles

TUT dijo...

Para una mañana lluviosa como esta no le va mal un tórrido post como este. Me gustan tus relatos Theo.

Un abrazo.

Stultifer dijo...

Y vuelta a subir. ¿Dónde es el apartamento? Seguro que el que está arriba piensa que el visitante se ha enamorado y no puede despedirse tan friamente. ¿El viejo truco de dejarse las llaves olvidadas arriba para volver? Está muy visto.

Adrianos dijo...

que despistao... y ahora ¿sabrá encontrar el camino al apartamento o le toca esperar en el portal a que el otro baje y aparentar como un loco que le persigue?
me has dejado a medias ja ja ja
muy bueno el relato como siempre
:-)

molano dijo...

Theodore,odio decir esto por repetido en los blogs pero qué bien escribes.
A mi, me hubiera dado mucha rabia lo de las llaves (genial este final) no por deshacer el camino sino porque sonara a excusa para volver y lo estropeara todo.

Manuel dijo...

Pues alguno se dejó los zapatos.... Se confundió, se puso los de la contraparte y se marchó.
En cualquier caso, preciosa entrada, Theodore

Xim dijo...

Pero ¿las llaves de qué, las llaves de dónde?...

WhereAreTheKeysMatarilerilerilepbKss

Xim dixit

Cosechadel66.es dijo...

Que recoja las llaves y algún beso perdido.

Carpe Diem

Thiago dijo...

jaja pues está listo, cari.. pq yo después de despedier a todos mis amantes, me doy la vuelta en la cama y a otra cosa mariposa... No ha mejor sueño más reparador que el que te entra después de echar un buen polvo... Asi que ya puede llamar al RACE y que le vaya a por las llaves de emergencia...

Lo que pasa es que por muy bueno que haya sido el polvo que te digan que "ya nos veremos, si acaso"... queda como un poco triste y te baja el ego, no? Al fin y al cabo todos pensamos que somos los mejores en la cama, ya que no podemos serlo en el amor.

Bezos... oye por favor, ahora que lo pienso.. me puedes dar las llaves que me han quedado por ahi en tu blog... jajaja

Bezos. (Espero que este sencillo comentario, cari, no te deje descolacado, jajaj).

Anónimo dijo...

Divertido, la verdad. Estás un poco "landista" últimamente, jeje.
;P

ABZ

theodore dijo...

-Winnie un besote y buen día 4U2!!

-TUT Gracias majo. Por aquí noche lluviosa pero día medio-soleado.

-Stultifer o no era un truco o era tan malo truqueando que ni se ha fijado en qué piso ni planta ni pasillo ni ESCALERA estaba, pobretico.

-Adrianos él no sabe que el otro trabaja y hace la compra desde su casa y solo sale una vez a la semana a buscar un kiki :-)

-molano es que, que te pase algo así debe ser incomodísimo. Incluso si recuerdas el piso exacto. A ver con qué cara te plantas allí, jajaja.

Y muchas gracias, qué fatiga.

-Manuel hay quien hasta se dejó el alma y se puso otra que no era la suya ni la del revolcante. Aún no se ha averiguado de quién es.
Gracias.
Besos.

theodore dijo...

-Xim las del reino, tal vez.

keylargopbkss

-Cosecha lo mismo hasta sale algo bonito de ahí y todo :-)

-Thiago ni siquiera era "si acaso", era "si eso", que es más breve y descorazonador aún.

Oye, por más que busco no veo tus llaves. Pásate "si eso" y echamos un vistazo a ver si aparecen, no?

Z's

-ABZ es que el landismo me hizo ser lo que soy :-D

Gracias. Bss

Arezbra dijo...

Y cuando llegó arriba se dio cuenta de que las llaves nunca salieron con él, sino que cerró la puerta de su casa con ellas dentro.
No sé cuál es peor si la sensación de quemazón y nerviosismo de antes de, o el "repaso" acelerado y el veredicto precipitado de después.
Hace mucho que no respiro madrugadas después de compartir tardes-noches con extraños pero sin duda era así.
Un beso con llave

Chevy dijo...

Hasta poco más allá del "si eso" era un relato con gusto "runagay". Después vuelve al estilo theodoriano.
Las marcas y lo peor, el olor, pero eso se va con una ducha en casa, por que en casa del "si eso", seguro que el jabón no es el mismo.
¿Que tendrá el otoño que nos viene a la memoria lo del "frío viento"?

¿Y la canción de Alicia... Keys?

Kisses

thefirstsquirrel dijo...

Anda que no me ha pasado a mí de veces y veces lo de las laves... El laberinto era brutalista, ¿a que sí?

Love and kisses.

alex dijo...

Pues tiene que ser ciertamente descorazonador recibir un "si eso", no se, como que te baja la autoestima un montón. Noto el frío del otoño, que despues de una calentura como la que tuvo, debió de ser dificil de asimilar, para convertirse en uno más, en una presa más de alguien.

Ummmm, que cosas que tiene el sexo y los encuentros fugaces con alguien al que has conocido de una noche.

Un beso cielo

Joaquinitopez dijo...

Amargo el relato, triste, casi de íntima apocalípsis. "Si eso".
Joer que depre

polo dijo...

Es que escribes sobre mis temas preferidos, ¡carambita!

Lo de "si eso" creo que lo dice quien practica mucho el sexo (con perdón de la horterada)...

Y lo de las llaves es típico cuando a uno se le va un poco la cabeza y no está en lo que tiene que estar...

Dejarse las llaves me parece un despiste muy normal en esa situación (también lo de perderse en el bloque) y, encima, es un broche perfecto para ¿terminar? el relato.

Uno dijo...

Primero pierde los papeles, gritando como una zorra poligonera y luego pierde las llaves.
Solo tu podías escribir un bonito relato con ese protagonista.

the runagay dijo...

"Si eso"... qué horrible despedida. Aunque, qué coño, para que tanto repetir con el mismo. Venga, que pase el siguiente...
Anyone kisses.

Arguifonte dijo...

¡Buenísima historia Theodore!

ADRIANO dijo...

Theo, lo de "si eso" me salió del desconcierto que me causó el que te fueras tan pronto, yo quería que te quedaras y hacerte arrumacos durante toda la noche.
¡Cómo cambia la versión de la misma peli dependiendo del punto de vista del personaje!, me recuerda a aquella película "Nada en la nevera".
Por cierto, aún tengo tus llaves, cuando quieras puedes venir a recogerlas y de camino...

Argax dijo...

El encuentro frío como los pasillos del bloque de viviendas. Las llaves dejadas atrás en un descuido, o a lo mejor en una argucia de inconsciente freudiano para hacer simétrico su cuello añadiendo unas cuantas marcas más al otro lado.

Malacay dijo...

y pensó mentalmente, Mierda!!