miércoles, octubre 07, 2009

G de Garcinia

Click. Con k final. Ese chasquido que le sacudió por dentro sonó en su mente como un click, con k. Contundente y rotundo, con deje metálico y eco vibrante. Con varios como ese Stockhausen habría hecho algo grande. Debió ser imperceptible, aunque estaba seguro de que si ese encuentro se hubiera filmado, viéndolo a cámara lenta se notaría perfectamente el momento en que su cuerpo se estremeció con ese click con k. Seguro que se le dilataron las pupilas y las aletas de la nariz. Seguro que parpadeó despacio y tomó aliento profundamente. Pero esperaba que nadie hubiera notado nada.

Precisamente el dia anterior había tomado la firme y tajante decisión de retirarse de manera definitiva del mercado, tras una larga temporada de abandono físico y emocional, aunque sin atreverse a un pronunciamiento claro. Pero ayer le preguntó al espejo con toda la templanza que fue capaz de acumular, y la respuesta que le dió fue bien precisa. Retírate. Y él sabía que el espejo no se equivocaba. Y sin embargo. Hoy.

Llevaba años viéndolo y nunca hasta ahora lo había mirado. No había nada especial en él ese día, nada que no estuviera presente todos los otros días y meses y años en que se habían visto, intermitentemente. Una ausencia bastante más larga de lo habitual, de acuerdo, pero en apariencia todo estaba igual que siempre. Todo en su sitio. La misma voz rota, la misma sonrisa bonachona, los mismos ojos vivos tras las mismas gafas, la misma barba sin afeitar. El mismo tipo alegre y sencillo con el que había hablado docenas de veces y al que no le unía más que una relación comercial, un aprecio de cortesía (sincera, pero cortesía a fin de cuentas), ahora le había hecho temblar. El click. Con k. Miró a su alrededor esperando encontrarse a Cupido revolcándose de risa por el suelo, pero lo único que vió fue su imagen reflejada en un espejo de la sala (¿retírate?), con ojos alucinados y sonrisa congelada . Siguió hablando con él tratando de disimular y notó que la mirada había cambiado. Asombro, tal vez. Perplejidad, quizás. Parecía haber sido víctima de una sacudida de deje metálico y eco vibrante. Posiblemente de menos intensidad, pero en ese instante se propuso entrar una última vez en el mercado para colocar la k en el clic. O al menos, intentarlo.

Una vez más.

(La Garcinia cambogia es un arbusto que crece sobre todo en el sur de la India. Ideal en tratamientos para perder peso ya que ayuda a reducir la conversión de los hidratos de carbono en grasa, favoreciendo, por tanto que no se acumule la grasa no necesaria en el cuerpo. -Wikipedia)

21 comentarios:

Norma Ruiz dijo...

hola amigo:
mientras te leía, reconocía un estilo al de Cortazar, cuando haces mención por eje. a la K. el también supo usar ese recurso.
me gusto.
abrazos fraternos

Winnie0 dijo...

¿De dónde sacas esta creatividad? Es genial ...Besos para ti

Caprice dijo...

He llegao hasta tu blog desde el de Stanley y la verdad es q tal como él dice, y por lo q he leido en tu rincón hasta ahora,escribes de maravilla.

Besos

alex dijo...

Theodore, si vienes la cara de bobo que se me queda leyendo tus escritos, e imaginandome a todos tus personajes, me dabas una colleja para despertar. Cada día me enganchas más, cada día que vengo aquí me encuentro con una sorpresa, con una bocanada de creatividad maravillosa... aayyy, cada día me tienes más enamorado.

Esa sensación de mirar a alguien a los ojos y sentir ese clic, ese instante en el que sin saber porqué, ni como, ni nada... no te lo puedes quitar de la cabeza. Puede que fuese una palabra, una forma de mirar, un correo recibido, una palabra hermosa escrita en momentos necesarios.

Un beso cielo, un besito.

PD. El abrazo para quitarme el frio, ¿me lo das, verdad?....

Más besos de un aprendiz en busca de un maestro... MUACH

Adrianos dijo...

no se que decir... cada vez que entro en tu blog me encunetro una sorpresa de cuento, un derroche de imaginación y talento.
Quizas solo lamento no haber entrado antes en esto de los blogs para seguirte desde el principio... y a ver de donde saco tiempo para leer todo lo que has escrito...
Cupido estaba allí, te lo aseguro... pero se escondía detras del espejo :-)

Stultifer dijo...

¿Y no hay una pastilla que me quite el agotamiento?

The Aloofness dijo...

El texto maravilloso. Como los demás. Los espejos son muy envidiosos, tienen una concepción de mercado muy suya. El ciclismo vital supera en dureza a veces a cualquier etapa pirenaica del tour de france; el confor de la vuelta, el reecuentro con la nostalgia con la que estamos unidos de hecho es amargamente estupendo.

Besos de reincorporación mercantil

Anónimo dijo...

Los clicks ocurren. Yo he tenido uno hace poco.
Auguri!

ABZ

polo dijo...

El comentario cateto: no sé de qué va el texto; la ambigüedad da para mucho.

El comentario fan: está muy bien escrito y dan ganas de releerlo y, no sé muy bien cómo, uno se identifica con él.

El comentario culto: me suena a Narciso y a su imagen reflejada en otro.

El comentario pedante: en la tradición literaria del siglo XX -esto me lo contaron en la Facultad- aparece con fuerza la catarsis, el darse cuenta, la inesperada revelación, er decir, el célebre crujido de un click.

Cosechadel66.es dijo...

S, esa S que queda como suspendida en la onomatopeya de un aplauso, plas, plas... el que mereces.

Carpe Diem

senses or nonsenses dijo...

todo el invierno y primavera pensando "chaval, estás empezando a hacerte invisible", y desde este verano tengo la agenda llena... la vida que es irónica, jodida pero siempre te da treguas...
tb he sentido un clicK que me hace sonreir cuando me mira, y en esas estamos.
jo, y creí que no había entendido nada del post. es que veo un espejo y siempre trato de atravesarlo...

un abrazo.

Manuel dijo...

Déjate llevar por los clicks. Y esta vez no salgas corriendo... Precioso

Un beso
M

SANDRA dijo...

Hola, vengo del blog de Stanley, y la verdad es que, tal cual nos habló de tu blog, así es. Bellísimo!!! Si me lo permites, vendré con tiempo a seguir visitándote, y eres bienvenido al mio cuando gustes.
Besitossssssssssssssssss.

theodore dijo...

-Norma, Caprice y Sandra Bienvenidas y muchas gracias por vuestra visita, estáis en casa, volved cuando queráis :-)

-A TODOS LOS DEMAS Gracias igualmente por vuestra visita y comentarios. Hoy ha sido uno de esos días de mucho jaleo y no he podido contestar antes, así que mando saludos, besos y abrazos para todos, pero muchos muchos!!

Thiago dijo...

jja cari el texto es genia, claro, como siempre jajaja. Eso si, yo soy mas de clicks inversos. Es decir, pasa el verano y vuelvo a ver en Madrid todos los que me gustaban tanto y veo que este año ya no me gustan nada, jaja No creo que me pudiera dar un click con alguien que lleve un tiempo sin qu me guste y me fuera a gustar de repente, ya te digo. Mas bien al revés,jajaja

Eso si, hay algo mas en tu escrito que se me escapa, cari... veo una velada alusión a esos trastornos tan peligrosos de los que muchas veces el espejo es el peor compañero. Y la G de Garcinia no puede ser gratuita en tu post... Nada lo es. Pero si soy el único que parece ver un peligro en ese click igual es que veo cosas donde no hay....

En fin, de todas maneras, tus post son un goce para los sentidos se pillen todas las claves o no. Son como esas obra abstractas de un Pollock o un Saura o un Paco Millares (por poner unos ejemplos) que se pueden entender o no, pero que se saben geniales en cualquier caso.

theodore dijo...

-Thiago ...y tus comentarios son un orgasmo, no puedo decir más.

Pero sí lo diré. Ya te lo he dicho muchas veces, tienes un ojo clínico que es asombroso. Has acertado con el "peligro", pero te tranquilizaré diciendo que es más un juego retórico que otra cosa. Es que me encanta el drama, ya lo sabes.

Muakks, honeyboy.

Thiago dijo...

Ya entiendo todo... nunca te viste tan guapo, verdad? nunca has tenido tanto exito ni has estado mas atractivo.... gustas y te gustas, estas en tu momento, cari, jaja

Bezs

theodore dijo...

-dependiente deme uno como este, que me lo llevo puesto....

Z's

Ed dijo...

Tienes esos golpes de genialidad que no son tan fáciles de encontrar. Y para colmo, que lo sé de buena tinta, escribes lo que te sale, sin darle demasiadas vueltas y casi en directo, que tiene mucho más mérito.

Ya a estas alturas no voy a dar con más claves, que las hay, de las que han dado los demás. Thiago creo que ha estado muy atento a lo que dices y a cómo lo dices o esa es la impresión que tengo. Por eso, en vez de hablar de los clicks, geniales, con esa k, te diré que lo primero que pensé cuando vi tu post fue que no tenía ni idea de lo que era una Garcinia (pensé que era un nombre de mujer, ya ves). Uno siempre aprende, pero contigo se aprende a aprender, que es más.

Te felicito, eres simplemente genial. Un beso.
Ed.

theodore dijo...

-Ed es que sois muy requetelistos los dos, hay que apuntar alto que las cazáis al vuelo. Garcinia Cambogia, suena a emperatriz romana, antepasada de la mujer de Lauren Postigo si se afrancesa el apellido, jajaja.

Gracias, una vez mas, hermoso.

Stanley Kowalski dijo...

Llegué! Estuve entretenido agradeciendo comentarios de un amigo mio que publicó en mi blog, te recomiendo leerlo, es muy bueno.

La relación con el espejo, impagable, y el click, muy bienvenido a veces, ya que te pone en eje nuevamente, y otras, no tanto.

Excelente, como siempre.

BESOTES QUERIDO AMIGO!