miércoles, mayo 06, 2009

Aftermath

Sentado en un banco del parque, mirando a los chicos jóvenes con ojos llenos de lujuria. Parecía un Aqualung cualquiera. De acá para allá sin ganas de volver a eso que llamaba casa, el miserable cuartucho que un piadoso (y harto) familiar le tenía cedido, no sin recordarle a cada momento lo agradecido que tenía que estarle por su generosidad, dada su situación y la humillación que había llevado a la familia. Con maneras suaves y mirada llena de asco, aprovechaba cualquier momento para hacerle saber que había renunciado a seguir alquilando ese cuarto para acogerle, perdiendo un ingreso que en estos tiempos era muy necesario.


El procuraba tenerlo siempre limpio y ordenado, aunque solo pasaba allí el tiempo estrictamente necesario. Aquel cuarto estaba lleno de odio y rencor, cuando apagaba la luz por las noches le daba la impresión de que las paredes se volvían blandas, carnosas, como una boca que en cualquier momento se abriría para tragárselo. No conseguía dormir de un tirón, siempre asustado, siempre alerta. Dedicaba el tiempo de vigilia a tratar de averiguar el momento exacto en que todo se había ido a la mierda.


Apenas comía y si cuidaba su aspecto (mínimamente, en realidad) era para no dar motivo de queja a su "casero". Salía bien temprano para vagar por la ciudad o la playa, al menos el mar aliviaba su angustia. Echaba de menos la relación humana, pero no quería hacer amigos, ni siquiera entablar una conversación banal con nadie. De cuando en cuando notaba que alguien lo miraba como si lo reconociera, pero antes de que pudieran decirle nada ya se había escabullido entre la gente. Ocurría cada vez con menos frecuencia, ya hacía bastante que su rostro no estaba presente en los medios y el público por lo general olvida pronto.

Lo más desesperante es que, tanto tiempo después, no recordaba nada. A partir del momento en que comenzó la velada en el apartamento, todo era una maraña de imágenes difusas, incompletas, como si atravesara un túnel que desembocaba en aquel tipo tirado en el suelo y sus manos llenas de sangre. Y el dolor, el terrible dolor que le atravesaba desde la cara al estómago.

El caso provocó un revuelo en la sociedad tan necesitada de historias truculentas, ocupó portadas en prensa, minutos en prime time, debates y tertulias en programas serios y no tan serios. Amigos que no sabía que tenía aparecían contando detalles de su vida íntima, consumiendo sus minutos de gloria. Gracias a un buen abogado y a la pericia de la policía científica, quedó claro que había sido defensa propia. El veneno debió hacer menos efecto del pretendido, porque al sentir el desgarro en la carne cuando intentó devorarle despertó del letargo y pudo hacerle frente. Eso le contaron y eso tuvo que creer, en su mejilla tenía una enorme cicatriz que corroboraba la historia, pero ningún especialista fué capaz de dar luz a ese túnel, ni explicarle por qué en sus sueños siempre aparecía Ben Webster tocando el saxo con una mirada burlona.

12 comentarios:

Chevy dijo...

Si, me gusta. El problema es que ultimamente leo demasiadas cosas con ambientes sórdidos. Es tal vez que todos somos sórdidos?. Me cuesta creerlo. Será una pose para que nuestra desgraciada vida (manda huevos que yo este diciendo esto) lo parezca menos. Desvario ? May be.

Kisses

theodore dijo...

Maybe. Or maybe not. Lo sórdido, lo trágico, lo grotesco, todas esas cosas dan mucho juego en la ficción. Pero no creas, al menos en mi caso no tienen nada de pose, son simples ejercicios de entretenimiento. Que lo consiga o no, ya está en vuestros entenderes.

Venga, prometo escribir algo luminoso y abracadabrante la próxima vez ;-)

Muakks

Stanley Kowalski dijo...

Ya sabés que a mí estas cosas me fascinan, una prosa maravillosa, bien resuelto. Solo me resta decir: Felicitaciones!!!!!!!!!!!!



Gracias por el comentario, querido amigo, sos un amor!!!

BESOTES GUAPO!!

eppes dijo...

a mi me pasa que a veces leo cosas que me asustan por su realismo. por su parecido con la realidad, quiero decir (que 'realismo' es otra cosa, segun he leido).
este es el caso.
Me siento halagada de ver ese bonito vídeo (y cancion) de Wir alli arriba a la derecha, que maravilla.

Xim dijo...

Buenaaaasssssss, from Sa Roqueta these are the results:

-1- Aqualung es el nombre de un cantante, creo que norteuropeo, pero aquí en tu texto no sé qué es...

-2- La metáfora del cuartucho con una boca carnosa te quedó clavada, estás hecho todo un Baudelaire...

-3- Me tengo que enterar quién puede ser Ben Webster.

-4- Por lo demás muy bien, y cierto, muy sordido, no sé por qué se me vino a la cabeza aquella peli de Hitchcock titulada "La soga", el apartamento, la cena, un asesinato, etc...

-5- Bss y ya me dirás qué tal Billie...

XiM

theodore dijo...

Stanley, gracias, es un honor ;-)

eppes, qué canción tan maravillosa, verdad? Lo que me da rabia es que venga como Wire en vez de Wir, pero bueno, también así es más fácil de encontrar.

Xim, te cuento:

-Aqualung es, aparte de un cantante (inglés) muy mono como bien has señalado, el disco más conocido de Jethro Tull, que cuenta la historia de un vagabundo "sitting on a park bench, eyeing little girls with bad intent"

-Ben Webster es un saxofonista de jazz, uno de los mejores.

- El tema de Warpaint, bonito hasta reventar. Pero bonito bonito.

- Y gracias por los cumplidos, again :-)

Besos for all you people!!!

Xim dijo...

Vale pues, tomo nota de todo y te dejo un besote de esos fuertes fuertes = MUAKAAAAAAAAA

XiM

Ps. Me alegro de que te gustase la canción de los Warpaint...

mistercloset dijo...

Feeling like a dead duck,
spitting out pieces of his broken luck,
continúa Aqualung, continúo yo. El lado oscuro, siempre tan recurrente, maybe fiction maybe not.
Kisses.

sardinita dijo...

Ben, el saxo del amor, o en alguien lo dijo así. ¿Igual le dolía a este Agualung? (Jethro Tull tenía una canción o algo así).
Dura historia, solo se respira con el mar. (¿Amigos que no sabía que tenía?, eres una caja de interrogaciones)
LV
:*

Polo dijo...

Qué buenas imágenes y qué bien escribes, ¡carambita!

La historia deja un amplio margen de misterio o comedura de coco del lector. Bravou.

Sí: va haciendo falta la recopilación de relatos de Teodoro. Muy pronto en todas las librerías (también online).

theodore dijo...

mistercloset, maybe, maybe. Qué gran canción Aqualung.

SardiSea, se puede respirar siempre, el mar ayuda pero hay mucho oxígeno disponible en todas partes :-***

Polo, gracias mil, no sé qué decir, me siento abrumado!!!

Anónimo dijo...

Acabo de leerlo. Está muy bien. Perdona, pero ando algo liado.
BSS

ABZ