jueves, febrero 12, 2009

Dream On Dreamer



Es un honor para mí haber recibido este premio de manos de Adriano, ilustre hacedor del blog La Memoria De Adriano, y tan emocionado ando que apenas tengo palabras, así que en vez de discurso, pasaré a contar, ya que es una obligación que conlleva este premio, 8 sueños realizables. Difícil tarea. Como deben ser realizables, me salto cosas como que acaben las guerras, el hambre, el cambio climático, etc, porque soy demasiado realista como para ni siquiera soñar que eso pueda suceder. Y sin más, allá va mi lista de sueños:

1- Conocer Australia.
2- Conocer a Angel Martín.
3- Que se produzca de una vez por todas la separación Iglesia - Estado.
4- Que se produzca la unión Angel Martín - Teodoro.
5- Aprender alemán.
6- Que Angel Martín me enseñe el búlgaro alemán. Si no sabe, me conformo con cualquier otro idioma (francés, por ejemplo).
7- Que todos encontréis o mantengáis vuestra media naranja o limón o pomelo y seáis felices.
8- Prepararle a Angel Martín una macedonia de cítricos.

Como véis, totalmente realizables, sencillos y normales como la vida misma. Así es vuestro humilde servidor, concernido con la felicidad ajena y con pocas pero rotundas ambiciones...

12 comentarios:

eppes dijo...

que bien el premio no? yo nunca me he ganado nada, pero siempre los que reciben los premios dicen que incentivan y todo eso.
tanto Angel Martin, de pronto se me vino a la mente una estatua suya cual coloso de Rodas pero en Malagatown, en el puerto.
que cosas.

ADRIANO dijo...

No sabía que teníamos en común la afición por Àngel Martín, pero es bueno saberlo. Yo, que soy mucho más optimista en cuanto a que se acaben las guerras, y tal y cual, creo que tus sueños pueden realizarse próximamente ;-)
Un beso grande.
PD: Me encanta el francés.

theodore dijo...

eppes, el premio ha sido una sorpresa y una alegría. Y no sé si agradecerte la idea del Coloso Martín, es fantástica pero creo que me va a perseguir día y noche :-)

Adriano, me da que compartimos también afición por Hugh Jackman (bueno, y quién no). Es que tenemos buen gusto. Y el francés es lo más :-D
Otro beso grande, y gracias de nuevo.

ulises1b dijo...

Pues yo me apunto a lo de Australia, eso hay que hablarlo, jejeje, lo de Ángel Martín no lo comparto del todo, pero eso es mejor para ti, jajaja, aunque te aviso que en época de necesidad....

un besote, (hay que mirar lo de australia)

Anónimo dijo...

Bueno, bueno.No sé qué le véis a ángel martín. A mi me pilla algo mayor...jejeje, pero bueno, cada uno tiene sus vicios.
Yo, en vez Albacete, y ya no diga más na...

ABZ

Anónimo dijo...

Quería decir que en vez de Australia me conformo con Albacete...

ABZ

Por cierto: qué concurrido está tu blog últimamente, ¿no? Además todo muy greco-romano, hay emperadores y héroes mitológicos. En fin, que domingo arderá Troya.

Polo dijo...

¿Ángel Martín? Si quieres, te lo presento. Bueno, no: mejor me voy a Australia de profe visitante y te invito... o te enseño francés. Todo es posible.

Y enhorabuena por el premio.

sardinita dijo...

lo mismo con pilar rubio pa mí
:D
y que encima me guste jaja
:*

Breckinridge dijo...

Llevo unos días alejado de las pantallas de internet me encuentro esta concurrida entrada. No tengo ni idea de quien es Ángel Martín, googlearé en cuanto escriba esto. Comparto los objetivos 1 (quizá para mí esté bastante cerca), 3 (voy a iniciar una campaña para pedir la ilegalización de la iglesia católica) y 5 (pero me temo que ya es tarde para mí).

Enhorabuena por el premio, qué envidia. A mí me dieron uno, por mi trabajo, el año pasado. El primer premio de mi vida y me hizo muy feliz.

Me encanta el títulod e tu post. ¿Eres fan de los Brand New Heavies?

theodore dijo...

Si, Breckinridge, adoro a Brand New Heavies, me encanta que te hayas dado cuenta. N'dea Davenport forever (bueno, y Carleen Anderson también) :-)

Breckinridge dijo...

No olvidaré un concierto suyo en La Riviera, en 1994 creo que fue. Una maravilla. Y no lo olvidaré entre otras cosas porque fue el último concierto pop/rock al que he ido...

coxis dijo...

Ángel Martín tiene un je ne sais quoi que nos encanta