martes, julio 20, 2010

Historeando Entre Blogueros - 6ª Parte

Bueno bueno bueno, queridos y novelosos lectores. Hace unos días, el señor Davichini tuvo a bien inventarse un juego consistente en escribir una historia entre varios. Cada uno inventaba un trozo, le pasaba el testigo a otro, y así fueron Alex, Thiago, Tatojimmy y Chevy los siguientes escribidores. Y Chevy me pasó el regalo a mí. Regalo ligeramente envenenado, todo hay que decirlo, porque la historia se desmadró de tal modo que a ver cómo se le podía meter mano. Pero aquí vuestro humilde narrador, que no se asusta ante ningún reto (esto lo digo con la boca pequeña, que lo sepáis) se ha lanzado a la piscina y ha tratado de que el churro no fuera demasiado terrible. No le voy a pasar el testigo a nadie, podéis respirar aliviados, salvo que algún sadoblogomasoquista se quiera hacer cargo del marrón. Os dejo el texto completo, que evidentemente es bastante largo ya. Cada fragmento encabezado por su autor. Y os pido que no seáis demasiado exigentes, jajaja.



1 DAVICHINI:

Silvia abandonó temprano la casa, tenía los ojos llorosos de tanta decepción y por la noticia que acababa de recibir de manos de Aurora, la que iba a ser su futura suegra, no esperaba una noticia así, aunque de ella no le hubiera sorprendido nada, siempre se opuso a su noviazgo con Diego, el hijo de Aurora, se hizo a la idea que le haría la vida imposible, pero Silvia nunca imaginó una noticia como esa que le hiciera tomar esa decisión, la de marcharse, justo el día de la boda, sin decir nada, ni una palabra, ni una despedida, ni un por qué, pero con un as en la manga que en ese momento ella desconocía.

Mientras tanto, Diego esperaba impasible la llegada de Silvia a la iglesia, en un principio pensó que el retardo era inevitable, como todas las novias, pero conforme fue pasando el tiempo, la cara de Diego era un poema, al lado estaba Aurora, su madre, quién le decía que de una chica así uno no se podía fiar, y que seguro que la había dejado plantado en el altar para irse con otro señor más rico que él.

Silvia no apareció por ningún lado, ni una nota, no había ni un rastro suyo en la casa familiar, y Aurora se dió por satisfecha, sin decirle que ella había sido la causante de la huída de Silvia, pero le dijo a Diego que era lo mejor que podía pasar y que por los invitados no había problema, ella se encargó de disculparle.

Lo que Aurora no podía imaginar, es que esta partida no estaba ganada ni mucho menos, habían pasado 18 años desde ese suceso cuando alguien llamó a la puerta, era Silvia y en cuestión de minutos se encontró con Aurora, a esta le llamó la atención la madurez y serenidad en el rostro de Silvia, pero se mostró impasible, dispuesta a defender lo suyo, lo que no esperaba de ninguna forma es que Silvia le dijera que iba a reclamar parte de la fortuna de Diego porque cuando huyó estaba embarazada, y venía a luchar por lo que le pertenecía a Claudia, su hija adolescente, pocas cosas le importaban ya, lo única que quería era hacer justicia 18 años después.

Aurora no se quedó quieta, no estaba dispuesta a permitirlo.....

2 ALEX:

Aurora no supo reaccionar al momento, pero su semblante cambió cuando Silvia quiso entrar en la casa. Aquella casona antigua la había visitado tantas veces, que no era nada extraña para ella, y en 18 años no había cambiado absolutamente nada. Silvia tenía las fuerzas necesarias para enfrentar aquella situación, pero en un momento todo se le había venido abajo. Pensó estar preparada para lo que iba a pasar, para lo que tenía que decirle aquella mujer que nunca la quiso como nuera, pero se quedó paralizada al verla allí plantada en la puerta.

Tras Aurora apareció un chiquillo. A Silvia se le heló el cuerpo al verlo, pues era la viva imagen de Diego, pero en un adolescente que no tendría más de 13 años. El niño que se colocó justo detrás de su abuela y se quedó mirando a la que para él era una extraña.

- Quiero hablar con Diego, y esta vez no me lo va a impedir nadie.

Silvia recompuso la cara y volvió a mirar a los ojos de Aurora. Respiró hondo, saco las fuerzas que había estado atesorando durante años y puso en su mente a su hija. Una voz contundente salió de su garganta, con fuerza y sin temblarle.


3 THIAGO:

- ¿A qué has vuelto a esta casa? No tienes nada que hacer aquí. – Le increpó Aurora, con la cara enrojecida por la ira, superada ya la sorpresa inicial. Aurora siempre la había odiado aunque Silvia nunca comprendió tanta inquina. –Abandona la casa de los Moscoso del Prado inmediatamente, y deja a mi hijo en paz, respetando la gloria de sus antepasados.

- Diego Alberto tiene que hacerse cargo. Claudia María es su hija y ahora quiere cambiarse de sexo. Necesito el dinero para la operación. – Espetó Silvia a su asombrada y fallida suegra. – Yo sóla no puedo hacer frente a semejante gasto.

La tarde se había vuelto plúmbea. Dónde antes cantaban los pájaros, ahora un silencio mortecino se apoderó del ambiente, la tensión se palpaba y podría cortarse con un cuchillo. La cara de Aurora, inexpresiva tantas veces, era ahora el vivo ejemplo de la repugnancia y el odio que sentía.

-Tú estás loca, Silvia Colón de Carvajal. -Espetó a aquella desgraciada a la que había conseguido mantener alejada de su hijo con sus malas artes. –Diego Alberto, mi querido niño, - continuó aquella arpía, - bastante tiene con su propio hijo, que le ha salido gay.

4 tatojimmy:

Silvia Colón de Carvajal miró al niño que se escondía detrás de las piernas de esa arpía.

- No se puede negar que es su hijo. ¿Cómo te llamas?

Silvia dirigió una sonrisa al niño.

- Me llamo Federico Carlos.

El niño avanzó decidido hacia Silvia, esquivando a su abuela que trataba de impedírselo, y la dio dos besos. Mi padre...

- Tu padre acaba de llegar.

Todos miraron hacia la escalera. Aurora no ocultaba su enfado por cómo se estaba desarrollando la situación. Apuntó mentalmente en la lista de cosas a hacer, despedir a la doncella que había permitido entrar a esa fulana en su casa.

- Hola, Diego Alberto - dijo Silvia sin poder apartar la vista de ese hombre que la había enamorado y al que había abandonado.

- No creía que tuvieras el valor de acercarte a esta casa, después de lo de la boda. Al menos espero me des una explicación.

- No hay explicación ni leches - intentó zanjar la situación Aurora Fidela. Se giró hacia la visita - Ya está bien la tontería. haz el favor de abandonar esta casa...

- ¿O qué? - la cortó Silvia Fernanda. - ¿Vas a llamar a la policía?

- ¡Basta ya! - gritó Diego Alberto - Ya está bien de tonterías. Madre, cállate de una vez. Silvia. Mañana te haré llegar un cheque para sufragar los gastos de Claudia María. Por cierto, lo hago porque quiero, no es mi hija.

- ¿Cómo que no es tu hija? ¿Me vas a decir...?

- Es la hija de mi hermano gemelo, Federico Gonzalo.

- ¡Hijo! Esta ful...

- Y madre, es el momento de ser sinceros, por una vez en esta familia: Madre, confiesa que no soy tu hijo. Mataste a mi madre cuando apenas teníamos 3 semanas, para quedarte con nosotros.

Aurora Fidela miraba con cara de odio a su hijo. Su hijo, perdía su mirada en algún lugar inconcreto entre la ventana del hall, y la pintura del abuelo Federico Alejandro. Silvia Colón de Carvajal, se había quedado con la boca abierta, y por mucho que lo intentaba, no conseguía cerrarla. Y Federico Carlos, tomaba apuntes mentales para una redacción que tenía que hacer en el colegio sobre la telenovela sudamericana.

Aurora Fidela, intentó volver a controlar la situación. Fue mudando su rostro hacia ese que utilizaba para seducir antes de clavar la daga en el cuello del enemigo.

- Hijo... todo tiene una explicación, que te daré cuando estemos más tranquilos...

- Eso, madre, danos esa explicación.

Todos se giraron. Había hecho su entrada una mujer imponente, con unos tacones de aguja de al menos 7 cm.

- ¡Tú! - exclamó Silvia, antes de caer desmayada sobre la alfombra.

5 CHEVY (se recomienda pasar el puntero por los nombres destacados)

- Dios, no!!! La alfombra no!!! – exclamó enfurecido Diego Alberto- Con esta alfombra trasladaron a S.E. el Generalísimo de su lecho a la sala de curas del Regimiento del Pardo. Mira, aún se ven las manchas de sangre.
- ¿El gene queee? - preguntó Federico Carlos.
- Francisco Franco –le respondió Diego Alberto, en tono solemne.
- Putos nombres compuestos –murmuró el mozalbete.
- Niño, no hables así de mal –le reprendió su abuela, Aurora Fidela.
- Perdona abuela, ya se que no cuesta una puta mierda hablar bien.
- Federico Carlos!!!

- Menuda reunión de pastores –dijo la recién llegada.
- Oveja muerta –sentenció Federico Gonzalo, mientras tomaba el pulso a la inerte Silvia Fernanda. Alarmado por el griterío producido, había, “recién llegado”, ataviado con su batín preferido y su inseparable pañuelo al cuello.
- ¿Muerta? –preguntó alguien.
- No tiene pulso –contestó Federico Gonzalo. –Traedme el… -continuó, pero interrumpió la frase, allí no había carro de paradas y él tampoco era el doctor Vilches.
- Una Colón de Carvajal muerta en nuestra alfombra. El peso del ducado de Veragua caerá sobre nosotros –dijo la abuela.
- ¿Donde está eso? -preguntó Federico Carlos.
- En Panamá
- ¿Jack?
- ¿Pero que dice este niño?
- Y ahora ¿qué hacemos?
- Otro rulo, como el del Fran Fran ese –dijo alegremente Federico Carlos.
- La memoria de “su Excelencia” no se deshonra!!!
Se hizo un silencio angustioso, unos miraban con cara interrogante otros con cara de temor y sólo uno parecía divertido. El silencio se rompió por una suave voz que dijo.

- La muy… y con unos Alexis Mabille… -dijo Silvia Fernanda mirando los finos tacones.

Todos miraron hacia la alfombra. Diego Alberto lo primero que vio fue el ostentoso collar que llevaba Silvia Fernanda. Por unos instantes se le apareció Carmen Polo sobre el sudario del Caudillo. El único que se dio cuenta del detalle fue Federico Carlos. Tuvo una tremenda erección al pensar en un videoclip de Lingerie pour homme del tal Alexis, que se había encontrado “por casualidad” en internet. El hecho no pasó desapercibido a la abuela y del susto, o del recuerdo de su finado esposo, cayó desmayada con tan mala fortuna que golpeó con su prótesis de titanio –que tan amablemente le había colocado en la cadera el Marqués de Villaverde- en la sien de la que pudo ser pero no fue, su nuera.



6.- THEODORE


- T. Toreo, director: ¡COOOORTENNN! ¡NO, NO, Y MIL VECES NO! ¡Putricia, te tengo dicho que la caida tiene que ser natural! ¡Te tiras al suelo como si hubieras visto un doblón de oro! Vais a acabar conmigo, que lo sepáis. Mi obra, mi gran obra desvirtuada por una pandilla de aficionados...
- Putricia Duque: ¿Aficionados? Valiente merluzo. Decirme aficionada a mí, que he paseado mi talento por los más prestigiosos teatros...
- Elvira Puss (actriz que encarna a Silvia Fernanda, cuchicheando en voz suficientemente alta): ....y puticlús de mala muerte, que ya sabemos de donde te rescataron cuando estabas olvidada y alcohólica perdida, bonita...
- Putricia: ¡Pero serás zorrón! A ver, repíteme eso a la cara si tienes valor, jovencita. Aún no ha nacido la que le haga sombra a la Duque.
- Elvira: Claro, estás tan gorda que es imposible, so arpía.
- Putricia (le da un amago de vahido): Ay, ay lo que me ha dicho. ¡Te vas a tragar tus palabras, cerda! (se abalanza sobre ella y se agarran del moño, protagonizando una auténtica catfight a la que el resto del equipo asiste fascinado)
- T.Toreo: Pero...¿es que nadie va a hacer nada? ¡Cuidado con el decorado! Max (Max Zizo, actor que da vida a Diego), Gil (Gil Lipuerting, que encarna a Federico), separadlas antes de que lo destrocen todo.
- Miss Teria (la que hace de la enigmática de los taconazos): Toggeo, los huanettes me eshtán desshtrossando, ¿poddo quitaggme los sapatosh mientgas estas dos se matang vivas?
- Toreo: No, vamos a retomar enseguida, y ahora viene la escena en que se desvela tu personalidad. Todo el mundo estará ansioso ante este momento. No podemos permitirnos más retrasos, nuestros patrocinadores están muy nerviosos y amenazan con retirarse si no cumplimos los plazos, sobre todo las Bragas Ponte. Y deja el acento para la escena, que todo el mundo sabe que eres de Móstoles (se va calmando todo en el plató y los estilistas corren gráciles a recomponer los atuendos de las peleadas). Vamos a ver, estábamos en el desmayo de Adela. Putricia, por última vez, tienes que caer con naturalidad. 
- Putricia: (mascullando) a mí me vas a dar tú indicaciones, con este guión absurdo que no tiene ni pies ni cabeza, pedazo de fracas....(sube la voz y sonríe falsamente) claaaaaro, Toreo, lo que tú digas, verás como esta vez no tienes queja.
- Toreo: Gil, recomponte el....recolócate el...
- Gil (que tiene 27 años aunque su personaje sea un adolescente. Toreo ve que eso funciona en las series españolas de Tv, así que en su Obra Maestra también funcionará): ¿El paquete?
- Toreo (sonrojado): Ehm, sí, eso, recuerda que estabas en estado de alta excitación (Gil se recoloca el asunto provocativamente y sin prisa ante la líquida mirada de Toreo. Y de Putricia. Y de Max Zizo. Y de Miss Teria. Y de Elvira. Y de los estilistas. Y de los iluminadores. Y de la script)
- Gil (con sorna): ¿está bien así?
- Todo el equipo: Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii............. (Toreo le hace un sutil gesto de "luego tú y yo arreglamos cuentas, bandido", sin percibir que todo el equipo está haciéndole el mismo gesto, sutil, siempre sutil)
- Toreo: Bueno, ya está bien, todos a sus puestos. Volvamos al desmayo de Putricia. Luces, Cámaras..... ¡ACCIÓN!

20 comentarios:

Manuel SdN dijo...

Jajajajajaja... me parto!!!!!
Qué más quieres que diga! Lo bueno, si breve...

Winnie0 dijo...

jajaja Pero menudo culebron que habeis montado!!!!¡Hay de todo!! jaja
Los nombrecitos son geniales......
Curiosa forma de escribir un relato. Besito Theo

Stultifer dijo...

...y mientras se le cerraban los ojos por el sueño agotador se le cayó el libro de las manos.

Thiago dijo...

jaj cari, pues lo has rematado mucho más que dignamente... Y el toque cinematográfico le ha venido bien para un texto que ya estaba demasiado desmadrado y de lo cual creo que soy culpable, jajaaj.

De hecho Davichini ya ha lanzado otra historia de estas que va por otro lado Edgard-Tatojimi, y creo que esta vez me saltaran, jaajaj Y no me extraña. pero lo siento es que estaba viendo ese dia una telenovela de esas absurdas y,además era el orgullo Gay. Así que todo se desmadró sin remedio.

bueno, de todas maneras, este tema, así como el tuyo de la palabra propuesta hay que retomarlo después del verano, que creo que puede dar juego...

Bezos, cari.

CaféOlé dijo...

Esto sí que es un culebrón digno de Televisa! Lo que me he reido. Me imagino a todo el equipo haciéndole el gesto sutil a Gil y me entra la risa.
Sóis unos cracks!
Muakkks de ex-seguidora de culebrones de sobremesa.

theodore dijo...

-Manuel
Y las brevas, anda que no están ricas ;-)

Thanks corasón

-Winnie
Juro que todo era fruto de la desesperación (por no saber cómo continuar), jaja. Un besote.

-Stultifer
Un buen sueño necesito, que con esto del verano tengo insomnio dia si y dia también...

-Thiago
No sé si aceptar tu excusa de la telenovela y el Orgullo.... hmmmm...lo pensaré. Jajaja anda ya, tomemos esto como un experimento en avance, y como has dicho, podemos hacerlo más en serio después del verano. De todos modos, Edgar se ha ofrecido a seguir esta historia, y ya he visto que hay otra empezada, así que me da que esto no se acaba aquí, jejeje.

kiZZes, rey

-CaféOlé
Los otros son unos cracks, yo reconozco que sin mis redactores, nada de esto habría podido ser. Tampoco es que haya sido gran cosa, miraquetedigo, pero ellos están satisfechos, y una redacción contenta es algo muy agradable ;-)

Muakkks en 390 capítulos

S. dijo...

Qué laaargggoooo jajajajaj pero quéee buenoooooo jajaja

tatojimmy dijo...

Oye, pero que esto está muy bien... sí señor.
La verdad es que la historia tenía su aquél. Cada vez era más difícil meterse en la trama con tanto personaje.
Quizás después de esto, nos llamen de alguna televisión para empezar una telenovela... jijiji.
¡enhorabuena!

besos.
muchos.
envueltos.

Nano dijo...

HOLAA! Cómo estás? He vuelto luego de tanto tiempo de ausencia... Veo que has renovado la fachada de tu blog y ha quedado bastante bonito... Aprovecho la ocasión para desearte un FELIZ DÍA DEL AMIGO!!
Un fuerte y cálido abrazooo!

Trieste dijo...

Aquí todos os excusais pero provocais un derroche de carcajadas en cada uno de los lectores, jaja.
Theo, te he imaginado en la piel del director e incluso en los pensamientos de los (ahora) actores. Me ha encantado la palabra con la cual da comienzo tu parte del culebrón, jaja. Como te has vengado de todos pidiendo a gritos que corten, eh! jajaja.

¡Gracias a cada redactor por regalarnos momentos tan divertidos! ;)

polo dijo...

¡Pero si está hasta el Cuadillo! La blogosfera es algo incomparable. ¿Taller de escritura coral?

Edgard dijo...

No encuentro tu dirección de correo electrónico, porque de lo contrario, te hubiera mandado por adelantado la parte que hice (y es bastante larga para ponerla en este comentario).-

De todos modos, YA ESTA TODO PUBLICADO EN MI BLOG.-

chuic chuic

Edgard

Ut dijo...

Madre mía, la que habeis líado!!!! Muy buen trabajo, parece un guion de almodovar.

Cuando vuestro guion salte a la gran pantalla espero tener algún papelito...jeje

Un beso y buen trabajo

UT

Anónimo dijo...

Muy bien el texto. Me ha hecho reir bastante y olvidarme de la brutal contractura que tengo. Entre el myolastán y el texto ando flipadete, jejeje.

ABZ

Silver's Moon dijo...

Jaajajajaj, qué bueno!!! aunque me hubiera encantado saber quién era la de los taconazos y por qué se desamayó Silvia....

Un besazo resalao y a ver cuando vuelves a los madriles!!!!

thefirstsquirrel dijo...

Me pido hacer de Putricia, Me dejas?

theodore dijo...

-A TODOS LOS ULTIMOS
Bueno, no he podido contestar porque he tenido un par de días jaleosos, pero que sepáis que agradezco que lo hayáis leido, y sobre todo que os haya entretenido o hecho reir un poco, que reir es muy importante, queridos y risueños lectores....

Besos, muchos besos a todos!!!

Chevy dijo...

Maestro. Yo intente hace un "impasse" en la historia y "remembear" tiempos pasados. Tú, como pilatos, te lavas las manos, en cuanto al "intringulis" y la lias conn nuevos nombres. Jajajaja. Increible. A ver si el siguiente nos desvela quien es la misteriosa mujer y se produce un "en cerrando". Camara y ... acción!!!


Kisses

theodore dijo...

-Chevy
Ay, corasón, como si no supieras ya que la manera más efectiva de escaquearse cuando no sabes cómo salir de un atolladero de ese calibre es hacer la historia más absurda aún, jaja. Tú lo hiciste, yo lo hice, y Edgar va por el mismo camino, jajajaja.

En besando-te

Adrianos dijo...

jajaja excepcional y por fin todo esto empieza a tener algo de sentido... pero me faltó una fotito de Gil jajaja

voy a ver como sigue esto...