lunes, abril 13, 2009

What Lies Beneath

Unos días libres. Un viaje a Capital City. Un tren con cabeza de pato que parece volar. Una selección ecléctica y entretenida de música para poner banda sonora al paisaje. Un diario que desgrana con desgana (que me aspen si no parece una rima de Nacho Cano) los acontecimientos del mundo. Una suave sensación de adormecimiento según la máquina va comiendo kilómetros. Y de repente, un fantasma.

Ese día había salido solo. Era una semana importante en la ciudad, en lo más cálido del cálido verano, todo estaba engalanado, horteramente musicado y alcoholizado. No le gustaban esos festejos, pero aquella tarde se dijo que por qué no, y se fue Donde Estaba La Acción. Un bar de copas que esos días, como todos, abría en sesión de tarde-noche y donde acababan todos con sus modelones oliendo a cuchifrito y eau de sobaque. Por suerte para él, la cosa estaba animada pero sin agobios. Saludó holaquetal muakmuak queraroverteporaqui y tras un rato y un par de bailes se sentó a terminar su copa en un escalón tranquilo, decidiendo si quedarse un rato más o no. Y se fijó en un tipo con una cara muy interesante que le miraba. Sonriente. Para alguien tan poco acostumbrado a ligar, fue todo un trance asumir que sí, que le estaba mirando a él y no a la columna cebruna que tenía a su lado y que si, le estaba sonriendo, guiñando, sacando la lengua, todo con un aire pícaro y juguetón nada malicioso que le estaba encantando. Por fín se sentó a su lado. Hablaron, y hablaron, y hablaron más. Bromas, risas, conversaciones coherentes, un lujo en medio de aquel caos de borrachuzos y desmadre. Le estaba gustando aquel tipo zalamero, que tenía un bonito trabajo a medias con su amigo/socio, que se acercó a saludar discretamente, sin querer estorbar mucho. Hasta que llegó la hora de cadamochueloasuolivo y quéhacemosahora. Decidió irse a casa, notevayasnotevayas, y quedaron en verse al día siguiente. Un beso de despedida breve que con suerte se continuaría en la siguiente cita. No faltes, saldré con amigos pero te estaré esperando. Toma mi teléfono por si acaso. Todo demasiado bonito.

Tarde siguiente. Mariposas en el estómago. Realmente no tenía ganas de estar de copas, así que esperó a última hora y se plantó en el garito. Vaya, pensaba que no vedrías, he estado todo el tiempo buscándote. Lo miró a la cara, seguía siendo tan atractivo como el día anterior, pero algo en su mirada era diferente. Y en su sombra. Su amigo/socio, un tipo más mayor y mucho menos agraciado, no se despegaba de él, y ambos parecían muy interesados, todo lo que hablaban tenía segundas intenciones, y más tarde intenciones directas. Después de un rosario de tópicos lagartones y un inventario de los viajes que habían hecho con mención de todas sus follaconquistas (llevaban hasta fotos recién reveladas del último), una de las cosas más absurdas que le han dicho nunca salió esa tarde de boca del amigo/socio. Al contar que era un cinéfilo empedernido, y que solía ir a ver un par de películas mínimo a la semana, preferentemente solo, Aquello, tras quedarse unos segundos pensativo, dijo "Aaaaahhh, claaaaro, y si vas solo al cine tienes más posibilidades de ligar con alguien que también esté solo, qué listo....". El no daba crédito. Nunca se había visto en algo similar, no tenía nada en contra de las parejas que se lo montan en tríos por costumbre, pero se sentía engañado. Le parecía mas sensato que ambos se le hubieran acercado, hecho su proposición, él hubiera dicho cortesmente que no estaba interesado, y santas pascuas. Pero no era su modus operandi; Guapo se encargaba de engatusar (era un maestro, daba fe de ello) y una vez "captado" el cebo, entraba en escena Aquello, sin decir nunca que eran pareja, tan sólo sugiriéndolo con indirectas y bromitas que tenían la sutileza de un vodevil de Lussón y Codeso. Y él podía ser muchas cosas, pero no era Jenny Llada.

Durante meses se los encontró en los sitios más insospechados. El mejor amigo de GuapoAquello era un conocido al que por circunstancias veía a menudo, a veces acompañado de esta peculiar pareja. En bares de copas, en la playa. En una escapada a Condal City, allí estaban ellos también. Y siempre que se encontraban, la misma cantinela "Tenemos algo pendiente...", decía Guapo con esa mirada antes encantadoramente pícara, después desagradablemente maliciosa. Sisisiloquetudigasmevoyquemestáesperandounamigo.... qué pesadilla. Un amigo le contó que le había pasado exactamente lo mismo con Guapo/Aquello. Rieron, despues de cagarsenlamadrequelosparió.

Esa historia no supuso nada, fue un flechazo frustrado de un sólo día, bromeó a costa de ella, pero la sensación de engaño es dificil de extirpar, y durante años le dolió cada vez que recordaba aquella tarde de feria.


Y ahora, 12 años después, otra vez vosotros, en el mismo tren a la misma ciudad. En fín, haré como si no os hubiera visto, de todos modos seguro que no os acordáis de mí. Espero que no nos tropecemos por la ciudad, aunque lo normal es que salga de noche y algo me dice que nos toparemos por aquí o por allá. Qué mal rollo. Lo bueno de esto es que me da para una entrada entretenida en el blog, que para eso lo tengo, y hay que aprovechar, digo yo...

14 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Extraña y cautivante historia, Theodore, y sí, coincido con vos, si te los encontrás, es alimento para el blog.

BESOTES

Breckinridge dijo...

Jenny Llada! Hay que escribir sobre Jenny llada, que está muy olvidada (de nuevo una rima a lo Nacho Cano). Es que lo peor de todo, lo peor de lo peor, es el ambiente. No me atreví a ponerlo en la entrada sobre el tema, pero lo pienso y ahora lo digo.

Anónimo dijo...

Buena historia y muy bien escrita. No sé si tiene atisbos de literatura memorialística porque el caso es que nunca me la habías contado o, al menos, yo no la recuerdo.
Por lo demás, yo hoy no demasiado bien.

BSS

ABZ

eppes dijo...

ah, que teoria desarrollaria de esto, pero ahora no.
Tengo una pregunta para usted, señor teodoro, mas bien dos. a ver si le consulto por email.
hola!

ADRIANO dijo...

12 años más tarde... creía que era el único que recordaba cosas tan antiguas pero ya veo que no. Esa pareja debe de ser la única que permanece después de tanto tiempo, ¿será por su técnica para "entretenerse"?
Te ha quedado un post genial, solo por eso mereció la pena vivirlo.
Besos

theodore dijo...

Breckinridge, la Llada es total. Y sabía que dirías algo al respecto, ja ja, que ya nos vamos conociendo.

ABZ, gracias, es memorialístico 100%. Lo que pasa es que era algo olvidado por completo que volvió a la luz en ese tren, el jueves pasado.

eppes, desarrolla, desarrolla.

Adriano, yo recuerdo cosas hasta del pleistoceno. Y olvido algunas de ayer. Es lo que tiene. A mí también me gustaría saber si seguirían juntos si no fuera por ese "entretenimiento". Y gracias!

Besos a todos!!!

The Aloofness dijo...

12 años, columna cebruna en sesión de tarde-noche, pleno verano, horteramente musicalizado y alcoholizado...

Teodoro, esto es lo más parecido al teletransportetemporal que he vivido, se me han puesto los pelillos del cogote de punta cuando me a venido el olor a...b y c

besos gordos

Stanwyck dijo...

¿Y volvértelos a encontrar para, además de una entrada estupenda, escucharle decir al Guapo: "Tenemos algo pendiente". Y poder contestarle: "no, no tenemos nada pendiente, porque no estoy interesado en montármelo con los dos"?
Hay veces que algo así sienta mejor que el polvo no echado.

sardinita dijo...

recuerdo la noche de una amigo, tras una charlita interesante con un tipo con interes, buscaba solo chalita, mi amigo, de repente el otro dice: la tengo como un vaso de tubo, sin venir a cuento, mi amigo le responde:¿de cristal?, y adios. Se cargo el poder conocer a mi amigo, que es mucho mas interesante que el de cristal. Hay cada gente por ahí...
Un beso grande

Chevy dijo...

O sea queechandocuentas ... 12 + 12 ahora tienes veinticuatro !!!! Siempre me han llamado espabilado. Lo que no me queda claro es si el socio del amigo era el jarrisonfor o era la michelfeifer. Dudas, dudas y más dudas.
Me gusta que se junten palabras, si.

Kisses

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al miércoles 15 de abril de 2009 en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si tienes una escalera, mándanosla y la publicamos inventándonos una historia.

Xim dijo...

Para mí lo mejor ha sido la sencilla frase de:

"Mariposas en el estómago".

Es que como me recuerda tanto a la letra de "When doves cry" de Prince, pues eso...

Hala, y encima premio para el caballero,
nada menos que un streetfighter,
ya te digo...

muaka nokturno
XiM

captain astro dijo...

como alguien que concemos diría ... nada es casual jejejeje.

seguramente, cuando los vistes volverías a verte en la situacion en la que te pusieron y sonreírias, como diciendo, mira estos dos, que ni se acuerdan de mi. (esto es lo que yo pienso de lo que tu pudiste pensar, aunque a veces cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia)

Genial, me ha gustado mucho, sigue así.

Muchos besos y abrazos

P.D.: espero verte pronto.

theodore dijo...

Aloof, espero que las sensaciones del teletransporte hayan sido agradables :-)

Stanwyck, es que soy un poco pavo, no soy capaz de soltar una fresca así como así a menos que me lo pregunten directamente. Y no fue el caso.

SardiGlass, muy buena la anécdota :-)

Chevy, tú si que sabes. Llega el socio a ser el jarrisonford y la historia hubiérase tornado bien diferente y explosiva...

Stultifer.....GRACIAS!!

Xim, When Doves Cry es una Obra Maestra Absoluta. Maybe I'm just too demanding...

Astro, tienes razón, nada es casual. No es exactamente eso lo que pensé al verlos, pero se le parece bastante.

Besos besos besos all over!!