miércoles, abril 15, 2009

Premio



Para mi sorpresa y alegría, recibo, hoy Miércoles 15 de Abril, el premio al Blog del Día de parte de Stultifer, cuyo blog "Donde Nadie Me Ve" recomiendo vivamente a todos los que aún no lo conocéis. Agradezco calurosamente este inesperado y no sé si inmerecido galardón, y para celebrarlo os dejo con un post del que me siento especialmente orgulloso, de Octubre de 2006, en mis primeros pasos por la blogosfera cuando aún no sabía de qué escribir y más de una y diez veces estuve por cerrar el chiringuito. Y un día se me ocurrió esta historia. Y gustó. Y me animó a seguir. Y a pesar de que los altibajos persistieron, aquí estoy aún, gracias a vosotros, oh estimadísimos lectores.

Plato Del Día

Deben llevar décadas juntos. Juntos trabajando día a día, comunicados sólo por un ventanuco por donde él pide y ella entrega. Sin pausa. Todo está en su punto. En sus ojos hay rutina, resignación, probablemente están hartos de pasarse casi todo el día encerrados en ese pequeño local donde todos vamos con prisas aunque con ese cariño que se coge a quien te da de comer a buen precio y con sabrosura y educación, amabilidad sin servilismo y alguna broma ocasional, no siempre afortunada pero jamás indecente. Nunca les he visto cruzarse más palabras que los pedidos. Bien es cierto que nunca he estado más de diez o quince minutos, y el día es muy largo, pero juraría que no hablan mucho entre ellos. Supongo que asuntos domésticos (aparte de laborales, evidentemente).

Son un matrimonio como tantos, de mediana edad. El un tipo corriente, a veces atractivo. Ella bastante poco agraciada, con una actitud al límite de la desgana, pero siempre al límite. Si no fuera por esa mirada triste parecería un robot, siempre trabajando, siempre teniendo las tareas listas a tiempo.Va suavemente maquillada, imagino que piensa que no tiene mucho partido que sacarse, pero ahí está, y tal vez a todos nos resulte más agradable ver que se ocupa de su presencia sin estridencias, con cierta elegancia ajada. Sus ojos están pintados de melancolía. Es posible que ella soñara con haber tenido una vida más cómoda. Y que se maldiga cada mañana mientras se maquilla (suave, discretamente) por no haber intentado cambiarla. También puede ser que esté contenta porque con un pequeño negocio han podido sacar adelante a tres hijos y llevar una vida sin estrecheces, y eso le da fuerzas para abrir cada dia docenas de panes y rellenarlos de lo que más nos gusta.


Tras varios años desayunando allí, hoy ha ocurrido algo. Ella sacaba un plato con una (deliciosa) tortilla de patatas por el ventanuco, y él sin darse cuenta ponía a la vez un plato sucio para que ella lo limpiara. Los platos chocaron suavemente y ambos hicieron un pequeño gesto de sorpresa, se agacharon ligeramente e intercambiaron una minúscula sonrisa, una ténue mirada cómplice. Acto seguido ella volvió a sus panes y él a sus cafés.

No sé nada de sus vidas. Lo mismo se detestan o incluso odian, lo mismo se soportan resignadamente, lo mismo se aman como el primer día, si es que ese primer día hubo amor. Me gusta imaginar vidas ajenas, así que todo lo que cuento es simplemente una fantasía. Y esta mañana me he emocionado pensando que al chocar esos dos platos, algo dentro de ellos se ha estremecido, y ella se ha sentido tan nerviosa, tan excitada como cuando él la invitó por primera vez a bailar.

19 comentarios:

Breckinridge dijo...

Cuando descubrí tu blog, empecé a bucear en los orígenes del mismo y este breve relato que reproduces fue lo que más me gustó. Me gustó muchísimo. En las relaciones largas (y yo estoy en una), esas pequeñas complicidades que tan bien describes son un elemento fundamental que, efectivamente, te recuerdan (si es que se te había olvidado) por qué estás donde estás. Quizá sea facilón, pero leyendo tu relato sonaba en mi cabeza "All woman", canción preciosa de Lisa Stansfield en la que canta como Gladys Knight.

Enhorabuena por el premio, tan merecido. Y gracias por Cabaret Voltaire! Lujazo.

theodore dijo...

Después de unos cuantos "desencuentros" en los gustos (salvo Jenny Llada, claro), mira por dóndo que volvemos a estar de acuerdo gracias a... LStansfield y CVoltaire!! Nada menos, je je. Precisamente hace pocos meses re-compré el cd-maxi de "All Woman", que lo había perdido, y es buenísimo, tanto por ese tema, que he vuelto a escuchar mucho últimamente, como por la cara B, "Everything Will Get Better" (si no la conoces, a por ella)

Y muchas gracias!!

Stanley Kowalski dijo...

Gracias querido Theodore, por ese hermoso comentario que me dejaste, sos un amor.
Si, si no surge ningún problema el sábado estaré ahí, se lo prometí a Juan y cumplo con mis promesas (eso no quita que ahora me plantee para que dije que sí, jejeje)

Luego regreso y te leo.

BESOTES GUAPÍSIMO

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el Premio, me alegro que aprecien tu escritura.

En cuanto al relato, reproduzco mis de hace 2 años y medio, en su integridad, porque, hoy, quiero decirte exactamente lo mismo:
La entrada de hoy es muy bella, enhorabuena. Es casi un cuento de Raymond Carver, incluso podría aparecer en la película "Short Cuts". Se situaría en el bar donde desayuna todos los días alguno de los protagonistas. Pero realmente no es de Carver, porque está matizada de tu ternura, porque la historia está vista a través de tus ojos que miran con otro enfoque en el que, hoy día, parece que no cabe la amargura. Yo quiero pensar que ellos, cuando cierran el bar, se cogen de la mano y pasean. Y que los sábados salen a cenar y a bailar. Y que duermen abrazados. Y que hablan mucho, como cotorras. Y que se ríen mucho juntos.

ABZ

eppes dijo...

este post a mi me parece precioso, cuando me digo 'ah! el blog de teodoro' (yo tengo esas cosas) recuerdo este post y el de la señora que le gustaba bailar que se habia quedado viuda :-)
felicitaciones por otro premio! cuidado si vas porl as calles que estan filmando para el festival o no se que, yo ya he salido como en 8 tomas de diferentes cosas sin darme cuenta, que vergüenza.
:-****

Breckinridge dijo...

NO era yo consciente de que hubiésemos tenido desencuentros... Con la edad me estoy volviendo muy gruñón, así que mil perdones si en algo te he ofendido.

theodore dijo...

ABZ, gracias por leerme desde el principio y por lo ánimos que me has dado y sigues dando :-***

eppes, gracias por lo mismo y te buscaré en Tv y cine a ver si te veo de figuranta furtiva :-

Breckinridge, no, por todos los santos, no me refería a desencuentros como algo antipático, ni mucho menos. Pero me hacía gracia que en los últimos posts tuyos y míos parece que no coincidíamos nada en gustos. Ofensas...todo lo contrario, si a mí me encanta leerte y comentarte y saberme leído y comentado por tí, oh please.

Besos muchos!!

ADRIANO dijo...

Enhorabuena Theo, el premio es muy merecido, y ya iba siendo hora de que Stulti, que tiene tan buen olfato, te diera este premio.
Me encantan tus relatos, siempre tan diferentes, y con esa capacidad de congelar momentos, como en las fotografías.
Besos.

Chevy dijo...

Congratulations. Un premio sin efecto piramide. Muy bien.
Que agradecido que es leer cosas sencillas, que estan ahi mismo, y que dificil es juntar unas cuantas palabras y que tengan sentido.

Pero, releyendo el post, fijate bien, que la relación que tenemos la mayoria de nosotros, aqui, en el blog, es este pequeño ventanuco donde escribimos nuestros comentarios.

Kisses

coxis dijo...

qué haríamos sin las pequeñas complicidades... No se podría soportar a veces el día a día...

Y enhorabuena por el premio, of course.

Breckinridge dijo...

Lo releo y me vuelve a encantar. Además llevo una mañana (semana) fatal, así que me viene estupendamente.
Un abrazo

Stanley Kowalski dijo...

Fantástico relato, es una idea maravillosa plasmar en un escrito la fantasía de las vidas que uno ve a diario.

Obviamente tenés un gran poder de observación, de lo contrario, esta narración no sería lo que es, perfecta.

Felicitaciones por el premio, muy merecido querido Theodore, disfrutalo!!!

BESOTES HERMOSO

Chevy dijo...

Y en Otawa ?

Kisses

Stanley Kowalski dijo...

No tenés nada que agradecerme. Ni yo sé como lo hago, pero como todos son tan afectuosos conmigo, es lo mínimo que puedo hacer.

Ay! Qué lástima estar tan lejos . . .
pero talvez, el año que viene puede ser que me tengas a tu alcance. . .

BESOTES GUAPÍSIMO

Chevy dijo...

De hecho, motivo, motivo, solo el escribirlo. El punto central era llegar a discutir sobre la existencia del infinito, más que nada, porque el tema de la existencia divina me aburre.

Kisses

PS: Y en Toronto, que aún es más curiosa su pronunciación ?
El Tour no se llamaba "Costa Este y Canadá"?

Totó dijo...

"Ella se ocupa de su presencia sin estridencias, con cierta elegancia ajada""" ¡¡Qué bonito, cuántos matices en tus lineas!!
HA sido lo más bonito que te he leido y me he enamorado ipso facto de tus palabras y de tus personajes.
Lo quiero releer una y más veces, porque una no basta. Enhorabuena y besos guapo.

Chevy dijo...

Si, ¿se nota?. Conozco a gente que la pronunciación suena más a "Zorono", siendo la primera o un sonido tirando a e.

Kisses

theodore dijo...

Adriano, Chevy, coxis, Stanley y Totó (y Breckinridge por volver), gracias por los comentarios, celebro que os haya gustado. Es verdad que esas pequeñas cositas cotidianas encierran a veces tanto que merecen blogs enteros.


Besos a tutiplén.

Thiago dijo...

Bueno, muchas felicidades cari... Ser blog de un día, es algo importante, aunque mas duro e importante es estar ahí todos los días, y tu parece que llevas tu tiempo. Asimismo, sacar oro de la vida sencilla y cotidiana, y expresarlo con palabras sencillas pero emocionantes, no está al alacance de cualquiera.

Asi que un bezo por ambas cosas las dos, jajaj. Y si además tienes a Chevy como comentarista, ¡ya la felicidad completa!, jaajaj

Bezos.