lunes, septiembre 15, 2008

Jour de Fête

Una de las frases que más me aterroriza oir es..."Voy a hacer una fiesta", en todas sus variantes (doy una fiesta, hago una fiesta en casa, celebro una fiesta). Porque la frase que viene después es "No faltes", en todas sus variantes (tienes que venir, pásate, etc.). Como en los últimos años he pasado de ser un bicho raro a un bicho rarísimo, cada vez oigo menos esa frase, así que no tengo que pensar en qué excusa poner (visita a la familia, cita con el médico -que es un poco sospechosa porque las fiestas suelen ser a horas poco citamedicables-, quedarme de canguro...), y por suerte me libro del chantaje emocional del quiero que vengas, no puedes faltar, como no vengas me enfado, y todo eso. Es que no me gustan las fiestas, qué le voy a hacer. Como tengo tendencia a ser un poco fantabuloso, siempre he pensado en una fiesta como algo muy especial, con guirnaldas, piñatas, magos, camas elásticas, acróbatas, manjares exquisitos y hasta un elefante enano a lunares, ya puestos. Y claro, las expectativas nunca se cumplen, todo eso se queda en una reunión con conocidos, sandwiches, empanada, bebida caliente y todo el mundo con cara de "estamos en una fiesta!!" ("pero si nos vemos día sí y día también" "ya, pero estamos en una fiesta!! yujuuuu!!")



Adaptar el lugar para el festejo también tiene su aquél. Normalmente hay dos opciones:

a) Se retiran todos los muebles, con lo que, mientras la gente llega o no, o si al final la cosa no es tan exitosa como se esperaba, todo el mundo se queda en un rincón, que casualmente es el de la comida, frente a un salón vacío. Y no hay sitio para sentarse.

b) Se deja todo más o menos en su sitio, con lo que si apetece bailar, no se puede por miedo a darse en la espinilla con la mesita de estar o romper un jarrón de la dinastía Ming, y acomodarse 20 o más personas en un espacio habilitado en lo diario para 4 o 5 no es fácil. Acabas encajonado con unos cuantos en un sofá con un codo en las costillas, o sentado en el brazo del idem con el cuerpo en tensión para no cargártelo, o de pie porque todos los pocos asientos han sido ocupados.

Ah, si, se conoce gente, a veces, es verdad.

Tal vez tengo un trauma o algo. Una vez hice una en mi casa, mi flamante 11 cumpleaños. Unos diez compañeros del cole. Mi habitación. ¿Alguien ha visto Jumanji?




Hasta me rompieron un juguete de carreras de coches Geyper recién estrenado. Bueno, tengo que añadir que yo siempre fuí muy destrozón con los juguetes, pero qué narices, los míos me los cargaba yo, no un rinoceronte vestido de colegial. Ea. lo dicho, un trauma.

Así que seguiré evitando las fiestas en la medida de lo posible. ¿A ustedes les gustan las fiestas, mis queridos y entrañables lectores? Esto de la pregunta final a la audiencia es muy de Polo, confieso que le he tomado prestado el recurso. Y otra pregunta: ¿recuerdan canciones con ese temido palabro en el título? Saltándome a la Carrá, la San Basilio, Karina y a Fórmula V, ahí van unas cuantas, las que ofrece mi desgastada memoria sin preguntarle al señor Google:

"No Habrá Más Fiestas Para Mañana", de Danza Invisible (gran título, pardiez)
"Party Out Of Bounds", de The B-52's
"La Fête Triste", de Trisomie 21
"Never Give Up (Party! Party!)", de Paul Haig
"It's My Party", de Lesley Gore, aunque me quedo con la bizarra versión de Dave Stewart & Barbara Gaskin
"The Party's Over", de Talk Talk
"All Tomorrow's Parties", de Velvet Underground (y Japan, claro)
"You'll Be Mine (Party Time)", de Gloria Estefan
"Party Fears Two", de The Associates (qué grandes)
"Party Girl", de U2 (antes de convertirse en unos plastas)
"The Party", de Kraze
"Fiesta", de The Pogues

....y ya está bien de fiesta, que mañana hay que trabajar.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Se te ha olvidado "Me colé en una fiesta", de los inefables Mecano, "Fiesta de Cumpleaños", de María Daniela y su Sonido Lasser (así, con dos eses, "party up" de Hilary Duff y "Party People" de Timbaland.
A mí tampoco me gustan las fiestas, prefiero salir a la calle. A los 5 minutos no sé de qué hablar y encima la gente ni baila ni nada de nada. Y esos sandwiches de chorizo pamplonica... Y esa empanada blanda...Y esos whiskazos marca Doble V.
Por cierto, este viernes tengo una fiesta. ¿Alguien se apunta?

ANTOÑICO

mag dijo...

'24 hours party people' de Happy Mondays; 'I came to your party dressed as a shadow' de Piano Magic; 'I am a Party' de Magazine; 'Party's not over' de Love & Rockets.
A mi me gusta el tea-party de Alicia en el pais de las maravillas, basicamente porque son madhatter, el conejo, alicia y el ratón.
Por cierto, tengo algo para ti, a ver si me paso.

Breckinridge dijo...

No me gusta ir a fiestas, de hecho me olvido de ir a las que de verdad me apetece (o tengo que, a veces ocurre) ir. Ello no quita que en Navidad suela organizar una en la que pasa e-x-a-c-t-a-m-e-n-t-e lo que describes en el post. Y que me deja harto.

Una canción sobre una fiesta a la que me podría haber gustado ir, es Avalon de Roxy Music, que aunque no tiene Party en su título, su primer verso dice "Now the party is over, I'm so tired...".

Mi adorado Jermaine Stewart hablaba mucho de fiestas en sus canciones y, de hecho, su banda acompañante, en la que estaba Lee Curreri (de Fama), se llamaba "The party".

Happy party!

captain astro dijo...

Tras venir de concierto, la primera que se me ha ocurrido es where's the party? de madonna.
Estoy contigo, nunca me gustó mucho organizar fiestas, debe ser también un trauma de cuando el cole. jejeje.
Son una lata y siempre te toca limpiarlo todo y recogerlo.

Organicé varias fiestas cuando era mayor, pero fueron inducidas.

p.d.: es mejor quedar para comer o cenar.

Anónimo dijo...

con lo que me gustaba a mí una fiesta, que era mi hobby, montar e ir a fiestas disparatadas, de todos los colores y sabores, y ahorica...., me estoy empezando hacer bicha rarilla también, pero no he conseguido llegar a ese nivel dónde ya no te dan la lata, todavía me dejo hacer chantajes, 600kms, 6 horas conduciendo, en fin..., no se decir no, no aprendere, y además ahora ya no me apetece ir a las fiestas dónde no conozco a nadie porque no me apetece conocer a nadie más, ni bailar con gente que son amiguetes entre ellos y una haciendo el papelon de simpática, si no lo soy nada... ea... voy a parar o no vea la terapía como e
(eso sí, que me gusta toavía madonna, fijate)

fdo: sardina

Polo dijo...

Gracias por una entrada tan jugosa y por mentarme en tu blog.

Sabemos que a mí tampoco me van las fiestas. Esa okupación de un hogar me parece invasora por no hablar de la recogida de trastos la interminable fregada de vajilla.

Prefiero salir a tomar Algo (qué bueno tiene que estar el Algo: ¡todo el mundo lo toma!) invitando a los asistentes al cumpleaños. En el último mío tuve nada menos que tres invitados y ya me parecía multitud.

Lo más difícil es mezclar gente de orígenes distintos en un par de habitaciones. Pueden saltar chispas y romperse juguetes, que después pasaron a ser discos rayados y vasos caídos al suelo.

¿Canciones? La que resume la "terrific" isea de party es "Celebration" de Kool and the Gang. "Avalon" es, a Dios gracias, un poco antifiesta, y la de Happy Mondays es verdaderamente divertida.

Cantar "It´s my party and I´ll cry if I want to" es un buen consuelo cuando la cosa no ha salido bien.

Pero no te preocupes, Teodoro, que puedes faltar, sobre todo, porque no habrá fiesta ni para hoy ni para mañana.

theodore dijo...

Aunque sea un poco tarde, gracias por vuestros comentarios y canciones, mi fiesta no sería lo mismo sin vosotros :-)