martes, julio 28, 2009

Uncapable Or Unwilling

Llega un momento en que se asume (y mira que cuesta) que uno lleva la vida que quiere llevar y hace lo que quiere hacer. Ya no valen los "no puedo evitarlo" ni los "no sé", y se empiezan a ver como lo que son, en realidad "no quiero evitarlo" y "no quiero saber". Porque todos sabemos lo que tenemos dentro, aunque lo tengamos presuntamente escondido bajo siete llaves. Llaves que hemos echado una por una nosotros mismos en el momento que hemos decidido y pretendemos no recordar. Que inventen ellos.


Era tan cómodo antes echar la culpa a mamá o papá o la profe borde o el compañero matón o la sociedad injusta o el hambre en el mundo o la basura en las calles. ¿¿Ignorancia=Felicidad?? En absoluto, pero sí comodidad. Después de saber, viene lo más dificil: Cambiar. Querer cambiar, claro.

Sí, el psicoanálisis es muy puñetero.

18 comentarios:

Winnie0 dijo...

Yo lo único que sé es que en esta vida debemos asumir nuestras decisiones...y el psicoanálisis que se aparte y deje paso a la madurez....He dicho. Besos y feliz martes

coxis dijo...

Peliagudo tema habemus...
Claro que lo j***** es querer o que te dejen cambiar, los cambios también implican renuncias, las renuncias pueden equivaler a comodidades y a meter debajo de la alfombra cosas a las que no queremos hacer frente... Pero si uno quiere optar por vivir in denial (cosa respetable, después de todo) pues no hay que quejarse. Pero hay ratitos en que la conciencia, el corazoncito o el alma intenta derribar el muro de negación que hemos construido y entonces... Esto puede convertirse en una especie de muñequita rusa sin fin.

¡Qué lío!

¡Necesito ayuda profesional!

Breckinridge dijo...

Claro que conocemos a la perfección las barreras que nos hemos creado a nuestro alrededor, y claro que sabemos que la culpa no es "del otro", por mucho que se la atribuyamos. Yo tardé mucho en creerme lo que me decía mi psicoanalista de que la felicidad se elige, pero llega un momento en que te das cuenta de que es así. Y es que la vida es cuestión de suerte y elección. Hay algunas cosas que te tocan (cuando naces, dónde naces, de qué color eres, qué sexo tienes, etc.), el resto, se elige.

Y tampoco cambies mucho, querido Theodore, que te queremos tal como eres.

ulises1b dijo...

Sencillamente, estoy tan de acuerdo contigo que no puedo añadir nada. Ni una coma.

Un beso guapo

Manuel dijo...

Pues yo siento disentir. Uno puede elegir ser feliz, pero otra cosa es que lo consiga. Uno puede querer cambiar, pero no siempre se logra. El propósito de enmienda, creo, no basta.

Pero no me cambies ninguno que me gustáis "asín".

Besos
Manuel

The Aloofness dijo...

Parafraseando a una vieja amiga: "OFUR!"

Yo, a mi, me parese de que (me encanta esta expresión tan La Chunga) tienes razón desde la parte que corresponde a la autosentencia de la conciencia. Hasta ahí vale. Como Mr. Ulises1b ni una coma ni un puntito puedo añadir.

Es una responsabilitud compartida. Tú eliges, pero sobre el menú disponible. Mamá, papá, la profe borde, el compañero matón, etc. han sido parte de nuestros adentros en algún momento decisivo. Luego en perspectiva nos hemos atragantado o disfrutado con la digestión de ese contacto.

A mi el psicoanálisis me parece una cosa demasiado ochentera para entenderla y mira que me gusta Jacob's ladder....pero para eso, para la ficción.

Lo de dentro de las criaturitas de la vida está en relación con lo que hay fuera de estas criaturitas.

Creo como Winnie0 que la madurez es más tentadora que la caña de pescar interior del psicoanálisis.

Cambiar es bueno, se pierden cosas y personas y se ganan otras tantas. Así es mi vida y me gusta mucho, culpas aparte.

Un psicobeso

alex dijo...

Pues a mi con estas cosas si que me da por pensar. Hay que tener las cosas muy claras para llegar a esa determinación que tu expones y me imagino que lo darán los años, la experiencia o si plemente una madurez positiva. Puede que nos dejemos llevar por el " es que soy así" demasiadas veces, pero tbm es importante conseguir las herramientas suficientes en la vida para poder decir con contundencia que nuestra vida es plenamente feliz porque nosotros así lo queremos. Y además de nosotros mismos, insisto en que la gente de nuestro alrededor nos ayuda mucho para sentirnos apoyados y con valentía para hacer ciertas cosas. Al menos a mi me ocurre así.

Un besito cielo

Stanley Kowalski dijo...

Yo me hago cargo de todas mis decisiones, y sus correspondientes consecuencias. Psicoanálisis nunca, pero sí psicoterapia, llevo mucho tiempo haciéndolo y a mí me da muy buen resultado. Marco la diferencia porque son dos cosas muy diferentes.

BESOTES ADORADO THÉODORE!!!

theodore dijo...

-Para todos Yo es que no estoy muy seguro de que la madurez venga sola, en la teoría todo es muy fácil y rebosa sentido común, pero no todo el mundo es capaz de (o dispuesto a) ponerlo en práctica.

Yo estoy seguro de que si para aprender a leer o escribir es bueno, cuando no imprescindible, tener ayuda profesional, para aprender a pensar y vivir, también.

Siempre es bueno un cambio si uno cree que hace falta. Y es muy dificil, y muchas veces no se consigue, pero al menos, que no quede en un "es que yo soy así" o "la culpa es de X", que esas cosas ya no cuelan, y más, si no se está satisfecho con el propio comportamiento. Manuel, el propósito de enmienda en sí mismo no basta, pero si conoces el fondo y las verdaderas razones de por qué actúas de la manera en que lo haces, entonces no es tan difícil.

(Aloof, a) el psicoanálisis... ¿¿ochentero??
y b) siempre puedes cambiar de restaurante si el menú no te gusta o es malo para tu salud)

Y el entorno determina, sí, pero uno es libre de salir de él. O al menos intentarlo, claro ;-)

Pero bueno, que me estoy extendiendo demasiado, todo lo que no quise hacer cuando posteé, jaja.

Que yo si que os quiero una jartá.

Besos a tod@s!!!!!

senses or nonsenses dijo...

y qué digo yo ahora... yo soy muy pro-psicoanálisis. allí aprendí que la culpa no existe, que es lo primero que hay que tener claro para liberarnos de todos los sentimientos de culpabilidad creados.
tpc creo que nos hagamos maduros, la mayoría nos hacemos viejos. unos niños viejos...
lo dejo aquí, que no quiero que me psicoanalicen los demás.

un abrazo.

me parece que tú y yo hemos recurrido muchas veces al cine, el mejor psicoanalista posible, tus miedos, tus deseos, reflejados en el espejo que es el cine...

acontre dijo...

Hola Teodoro

Me tomé un descanso del Blog, y aunque he regresado, la verdad es que publicaba entradas y no he contestado los comentarios.

Y los motivos no era porque "no sabía" o "no podía evitarlo" (jeje), sino porque vagueza. Cada vez me resultaba más habitual navegar por internet con el ratón, y me cuesta la misma vida usar el teclado. Me estaré volviendo a ratos un cybernauta pasivo.

Pues nada, ahora seré más activo. ¡Quiero cambiar!

Un saludo!
Alejandro

theodore dijo...

-Senses jejejeje, cómo lo sabes (no es una pregunta) Y acertadísimo lo de niños viejos :-)

Eres tan bueno. Un abrazo.

captain astro dijo...

hola, que no es que no te lea, es que estoy un algo vago.
Supongo que tendré que ver por qué estoy vago, y no valen los no sé y yo soy así. jajaja.

Se puede cambiar, pero cuesta tanto y te acomodas tanto a lo conocido que a veces cualquier intento de cambio queda bloqueado. Aunque lo conocido te haga la vida imposible.

Pero para eso estamos aquí para cambiar lo que no nos gusta de nosotros. Que puede hacerse en un rato, una semana, un mes, un año... toda la vida quién lo sabe?

besos

Xim dijo...

No sé por qué pero nunca me gustó el Freud ese ni sus parafernalias sobre el psicoanálisis, me decanto más por los resultados obtenidos por la propia experiencia, y por los tropezones habidos a lo largo del camino, de ahí sí que se aprende, y mucho.
Siempre me he sentido muy responsable y consecuente con mis actos, por lo tanto no suelo culpar a nada o nadie, dejo que las cosas ocurran y así labro mi destino, let it be...

No me gusta la gente calculadora que se pasa la vida dando vueltas a las cosas una y otra vez, me aburren, simplicidad ante todo.

Si quieres cambiar cambia, pero de tajo, nada de premisas ni de preposibilidades, cambia y prueba, alea jacta est honey!!!

pbkss

Xim

And the winner is = El eco de los conejitos...

.

theodore dijo...

-acontre hombre, me alegro de verte!! Jeje, lo mejor, siempre, es ser versátil. Gracias por pasarte. Un abrazo.

-astro Qué te voy a contar que tú no sepas, guapetón :-***

-Xim yo me alegro mucho por tí, de que seas tan responsable y sensato, pero no todo el mundo tiene ese gen o ese chip, igual que algunos tienen ojos claros, otros calvicie, y otros no soportan el vinagre, por poner.

Yo no creo en absoluto que ser analítico equivalga a ser calculador, y cambiar de tajo no es tan fácil si no sabes realmente lo que quieres.

No sabes la suerte que tienes, Xim dearest ;-)

Bravo por bunnymen
Pbkss

ADRIANO dijo...

¡Vaya día para pensar sobre la culpabilidad y los cambios!
Besos.

Argax dijo...

Yo estoy más en la línea de lo que comenta senses, la madurez no supone solo apilar años encima del carnet de identidad, la madurez es autoconocimiento, una vida afectiva saludable, una capacidad de raciocinio libre de neurosis, y muchas otras cosas, para ayudar con todo eso está el psicoanálisis y toda la pila de terapias que queráis.

Respecto al post en sí, decir que las verdades dan miedo y pereza, miedo porque no nos reconocemos en ellas y pereza porque el trabajo que implica aceptarlas y guiarse por ellas es taaaaaaaannnnnnnn grande! En ello estamos.

Saludines

theodore dijo...

-ADRIANO siempre es un buen día para hacerlo, porque (casi) siempre cuesta el mismo trabajo, jaja. Espero no haberte amargado la lectura. Un besote.

-Argax Pues sí, pensamos lo mismo. Psicoanálisis, meditación zen, yoga, macramé, puenting o mil cosas más, el caso es estar dispuesto a ir abriendo las puertas y mirar lo que hay dentro. Lo gracioso es que a veces no es tan terrible y hasta decepciona. Te esperas un trauma brutal cuando simplemente fue una pequeña anécdota mal entendida.

En ello estamos, si :-)
Abrazotes.