martes, julio 15, 2008

Auto Mata

Hay días que soy un muro. Hay días que soy una esponja. Unas veces musgo, otras brezo. Creo que soy más cristal que acero, aunque lo mismo soy metacrilato (Woody Allen me mandaría derecho al infierno). Una anguila a la que me gustaría impulsarle ortográficamente la a, quitarle la ene y dársela a la traca. Soy una tira de velcro que se sueña satén. Una señal de stop. Un bosque tenebroso de deseos imposibles. Una pluma que viaja en busca de una hoja en blanco, y que cuando la encuentra descubre que la tinta se le ha secado. Un acorde en desacuerdo (déjame en paz de una vez, Woody). Una maleta con el cierre cedido que va dejando escapar (d)efectos personales.

Unas gotas de sangre en el parquet (ay no, eso es de Tino Casal).

La huella antigua de un desastronauta.




6 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre, me ha gustado tu entrada. Está muy bien escrita y tiene imágenes estupendas, muy gráficas. Y aunque todos nosostros somos una veces nube y otras tormenta, creo que si las cosas las ves desde fuera son totalmente distintas. Creo que vales mucho, muchísimo. Estoy seguro de ello, doy fe. Y creo en ti.

ABZ

Polo dijo...

Auto Mata Hari: eres un mago de goma y un corazón acorazonado. Una luz en la luna, una señal de vida. Un motivo para encender una pantalla.

sardinita dijo...

¿del clú de los traumas con patitas?
:P
Besos de una socia del clú
(cualquier día lo dejo, y de fumar)

eppes dijo...

Hola, estaba leyendo las últimas entradas (yo también quedé en "let 'em eat cake") y es dificil lo del blog, lo de escribir y todo.
A mi me gusta leerte, porque cuando te veo siempre hablo yo (y te juro que mil veces me digo 'silencio, silencio, silencio).
Que bien la musica, me recordó a cuando pinté el piso :)

eppes dijo...

otra vez 'yo' hablando de 'mi' con el 'me' recordó. quise decir que me recordó al día que estuvimos hablando de la música para pintar (las paredes). eso.

captain astro dijo...

te sigo leyendo aunque no te lo diga.