viernes, octubre 20, 2006

Doppleganger

Deshacerse de ese doble malvado que todos supuestamente tenemos y que nos pone la zancadilla a cada paso que damos no es tarea fácil. Lo que sí es fácil es engordarlo cada día con miedos, manías, complejos, culpas, y toda clase de actitudes negativas. Hacerlo más y más fuerte. Y entregarle las riendas, por pura comodidad. Asumir el papel de víctima de las circunstancias, es lo más sencillo del mundo. Aprovechas para echar la culpa de todo a quien no la tiene (padres, profesores, compañeros, amigos, amores, sociedad, gobierno, dioses ...y monstruos), y la parte más incómoda, si es que llega, es comprender que no existe esa culpa, y toca pasar a la acción. En ese momento comienza una encarnizada lucha con el Fantasma, que lleva eones de ventaja y es capaz de anticiparse a tus golpes y devolverlos más fuertes.

Esta vez creo que mis armas disparan con más tranquilidad pero con más puntería. Y tengo un inmenso privilegio al contar con el patrón de un barco que ha decidido no dejarme en tierra, por más veces que se lo he pedido sin decírselo. También tengo una inapreciable (y jamás suficientemente agradecida) ayuda en forma de pescado azul. A Stanley Kubrick pongo por testigo de que no volveré a dejar que me maneje el Fantasma. Y si el Fantasma me dice que francamente le importa un bledo, le haré un corte de mangas y volveremos a empezar.


Dicen que si te encuentras con tu doppleganger cara a cara mueres. Aunque si estás preparado para lo que vas a encontrar, lo mismo en vez de acabar con él o morir en el intento, se puede uno acostumbrar a tenerlo ahí, y torearlo, jugar con él (y dejar que él siga jugando contigo, dejandole claro siempre quién tiene el mando), y echar juntos unas risas ...o unas lágrimas.

Música para exorcizar: "Sparrows", de Joseph Schwantner (Naxos, 2004)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, de verdad, de todo corazón.
De todo corazón...

A.B.Z.

eppes dijo...

Me da como no sé que venir a comentar despues de los mensajes esos bonitos del usuario anonimo.
Yo soy un doppleganger y cuando me encuentre con magdalena seguro se muere, pero claro, primero tengo que encontrarla.
Seguramente hay un eclipse o algo, todo está muy extraño últimamente en todas partes. Buen finde!!!

theodore dijo...

ay, anónimo....

eppes, siempre es estupendo leerte, siempre. Si ves a Magdalena dile que no se muera, invítala a un té y pregúntale, seguro que ella aprecia a Steve Jansen :-P
Buen finde, too!!

er pescao congelao dijo...

que bonito todo
dile al patrón de tu barco que no me mande fotos del amoreterno,que yo me alegro pero que no está el horno pa bollos, ni pa carretas,
eppes, voy a verte ya
anónimo, que cosas dices tan tiernas y profundas
tú, lv

Adrianos dijo...

dudas dudas...
¿el que ha puesto esas letras alrevés en tu cabecera eres tu o tu doppleganger?

cinco años después...me descubres esta entrada (¿como he podido pasarla por alto?)y no pude evitar pensar en la pobre Natalie que no ha podido hacerle ese corte de mangas a su dopplecisne jeje

sin mencionar que tanto barquito y pescao azul (que eso no lo he pillado pero bueno será porque en Naxos -preciosa isla griega- solo he hecho/comido yo el pulpo...)
pero me ha recordado un "mesanje telefónico" del cantautor Andrés Lewin que dice en algun momento
"quisiste ser velero y no quise navegar (...) y ahora como coño aceptar que recorres las maravillas con experto conductor"

que entrada más fantástica, primo como de costumbre... fantástica en tu manejo de las palabras y ¿porque siempre lo tuyo es "ficción" verdad?

TheStranger_Kisses
(ese sería otro doppleganger al que le cantaba Billy ¿no?)
...and I disconnect